Skip to Content

Beneficios de los campamentos de verano en inglés

grupo de niños de acampada alrededor de una hoguera en el campo
El verano es sinónimo de hacer planes, tener más tiempo libre y disfrutar de las agradables temperaturas, pero para muchas familias esta época del año también significa planificarse al milímetro para poder cuidar a los niños mientras las jornadas laborales continúan para los padres. Por ello, una de las opciones más demandadas en la época estival son los campamentos de verano, en los que los hijos pueden estar atendidos y pasárselo en grande durante las semanas en las que no es posible disfrutar de las vacaciones en familia. 
 
Dentro de esta alternativa existen infinitas posibilidades, aunque una de las más interesantes son los campamentos de verano en inglés que suelen estar dirigidos por educadores nativos. Lejos de lo que supone aprender este idioma en un aula, en estos campamentos especializados, los menores tienen la oportunidad de realizar una gran variedad de actividades para que su aprendizaje sea mucho más dinámico y ameno. 
 
Cuando los padres están buscando una opción que permita a sus hijos seguir formándose, este tipo de campamentos son una solución factible, ya que combinan diversión, naturaleza y enseñanza. 
 

¿Por qué inscribir a los niños en un campamento de verano en inglés?

  • La infancia es la mejor época de la vida para comenzar a aprender un idioma debido a que en las edades más tempranas se interioriza más fácilmente cualquier conocimiento. Así, los campamentos de verano en inglés se posicionan como una de las mejores formas de iniciarse en esta lengua o perfeccionar lo aprendido durante el curso escolar. 
  • Aunque los padres se muestren algo reacios a la idea de que sus hijos pasen una temporada alejados del entorno familiar, según diferentes estudios se ha demostrado que cuando los pequeños viven una experiencia fuera de su rutina, desarrollan mayores habilidades tanto para interiorizar nuevas materias como para relacionarse con otras personas. Por lo tanto, con estos campamentos es posible que los niños, además de aprender, también adopten otras capacidades sociales. 
  • Al igual que en cualquier otra actividad, en los campamentos de verano en inglés, los pequeños también aumentan su autonomía debido a la necesidad que tienen de desenvolverse por su cuenta, sin la ayuda ni la protección de sus progenitores. En estos casos, el menor es un miembro más del grupo y por ello, recibe las mismas atenciones que el resto de sus compañeros. 
  • En estos campamentos se combina el aprendizaje del inglés con la diversión. Para ello, lo habitual es que se pongan en marcha una gran variedad de actividades para asimilar los conceptos en un ambiente distendido tomando como base el ocio. Esto permite que se pueda aprender el idioma de una forma totalmente natural, asimilándolo a través de situaciones reales y hablando de una forma fluida casi sin esfuerzo. 
  • Con total seguridad, en los campamentos de verano en inglés, los más pequeños harán nuevos amigos. Teniendo en cuenta que los niños pasan el día junto con otros de su misma edad es inevitable que se creen estrechos lazos entre ellos como consecuencia de los momentos que comparten. Esto se traduce lógicamente en el desarrollo de una capacidad de trabajo en equipo y en tomar conciencia sobre la importancia del espíritu cooperativo. 
 
Teniendo en cuenta que en la actualidad el inglés es un idioma altamente necesario para desenvolverse en cualquier situación, estos campamentos son una opción perfecta para que los más pequeños se vayan familiarizando poco a poco con el idioma. En cualquier caso, siempre es importante contar con un seguro de viaje adaptado a esta experiencia para que tanto padres como hijos puedan vivirla con la mayor tranquilidad. 
Back to top