Skip to Content

Cómo pedir el Certificado Provisional Sustitutorio (CPS)

chica haciendo turismo con un mapa
A priori, cuando se realiza un viaje a algún país de la Unión Europea es necesario contar con la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) para tener derecho a recibir asistencia médica en caso de que sea necesario. Sin embargo, es posible que nos hayamos olvidado de realizar este trámite o que la tarjeta se haya extraviado, en cuyo caso se puede sustituir por el Certificado Provisional Sustitutorio (CPS)
 
Este documento, al igual que la Tarjeta Sanitaria Europea, permite acceder a los servicios públicos de salud de los estados europeos durante un viaje de erasmus, ocio o por motivos de trabajo. Por lo tanto, cuando la última opción es solicitar el CPS, es interesante saber que ofrece las mismas prestaciones en idénticas condiciones. 
 

Formas de solicitar el Certificado Provisional Sustitutorio 

Como hemos comentado, el CPS se puede pedir cuando no sea posible expedir la Tarjeta Sanitaria Europea a tiempo. Pueden hacerlo todas las personas que sean titulares del derecho por cumplir los requisitos que marca la legislación española y los Reglamentos Comunitarios sobre Seguridad Social. 
 
Se establecen dos vías para la solicitud, pero en cualquiera de ellas el documento se obtiene de forma inmediata: 
 
  • De forma presencial: se debe pedir cita previa para acudir directamente a alguno de los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) donde se realiza este trámite. También existen otros espacios habilitados para ello, como las Direcciones Provinciales o Locales del Instituto Social de la Marina. 
  • A través de Internet: accediendo a la Sede Electrónica de la Seguridad Social con el certificado digital se puede pedir esta tarjeta de una forma rápida y sencilla para imprimirla desde casa. 
 

Extensión del Certificado Provisional Sustitutorio 

Esta tarjeta es personal e intransferible y acredita a su titular el derecho a recibir las prestaciones sanitarias que sean precisas, siempre teniendo en cuenta la naturaleza de las mismas y la duración de la estancia temporal en función de la legislación del país de destino. Según se desprende desde la web oficial, el Certificado Provisional Sustitutorio no es válido cuando el objetivo del desplazamiento sea recibir un tratamiento médico, para lo cual sería necesario que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o el Instituto Social de la Marina (ISM) emita un formulario con un informe previo favorable del Servicio de Salud. 
 
Los estados donde se puede utilizar este documento son: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza.
 
Su validez está indicada en la propia tarjeta, aunque como máximo se emite durante 90 días. Sin embargo, durante este periodo es imprescindible que el titular siga cumpliendo los requisitos que dieron lugar a la remisión del documento. En caso contrario, es posible que los gastos originados por la asistencia médica le sean reclamados alegando que se trata de prestaciones indebidas. 
 
No hay que olvidar que, aunque la Tarjeta Sanitaria Europea o el Certificado Provisional Sustitutorio ofrezcan una atención médica sanitaria básica, no se pueden equiparar a las garantías que brinda un seguro de viaje. Además, en determinados países es probable que haya que pagar una cantidad de dinero según el motivo, incluso siendo beneficiario de la asistencia europea. 
Back to top