Skip to Content

¿Cómo preparar tu viaje de estudios al extranjero?

chica con una tablet de la que salen banderas de distintos países
Un viaje de estudios fuera de las fronteras nacionales es una excelente oportunidad para complementar la formación, no sólo en lo relativo al perfeccionamiento de un idioma sino también a nivel académico y personal. El hecho de vivir en un país diferente se traduce en aprender una nueva lengua, integrarse en otra cultura y establecer relaciones más allá del círculo de personas más cercano. 
 
Normalmente, este tipo de traslados se suelen realizar durante un curso completo o en otros supuestos, durante algunas semanas o meses. En cualquier caso, se trata de una estancia más o menos larga en la que hay que planificar una serie de cosas para que todo salga bien. Además de elegir universidad o centro de formación, así como comprar los billetes de avión, también se deben considerar otros aspectos imprescindibles. 
 

Todo lo que no puede faltar en la organización de un viaje de estudios 

  • Seguro: contratar una póliza de viaje para estudiantes para estudiantes es una garantía de tranquilidad tanto para ellos como para sus familias. Entre las coberturas más importantes que se deben incluir destacan asistencia a personas, responsabilidad civil, accidentes personales y cancelación del viaje. Es fundamental que el seguro proteja durante todo el tiempo que se permanezca en el extranjero. 
  • Visado: si el desplazamiento se realiza a algún país de la Unión Europea, no es preciso contar con ningún permiso especial. Sin embargo, en el resto del mundo se necesita un visado concreto que debe reunir algunos requisitos en función del lugar. Por ejemplo, en el caso de Estados Unidos, hay que encontrar alojamiento antes de tramitar el visado, así como haber sido admitido en una universidad y acreditar que se cuenta con los recursos económicos para sufragar los estudios. Esta gestión se debe realizar unas semanas antes de emprender la marcha, por lo que es conveniente informarse de las condiciones en la embajada del país de destino. 
  • Documentos: no te olvides de llevar la documentación para viajar como DNI, pasaporte, tarjeta de crédito, centro de estudios, etc. Es recomendable llevar los documentos originales consigo y guardar una copia en el correo electrónico o en algún sistema de almacenamiento en la nube. 
  • Dinero: para disfrutar del viaje de estudios con una mayor tranquilidad, es importante confirmar con la entidad bancaria que las tarjetas de la cuenta corriente se pueden utilizar en el extranjero, así como informarse sobre las comisiones que se aplican al sacar dinero de los cajeros. Con estos datos es interesante valorar la posibilidad de abrir una nueva cuenta en el lugar, ya que probablemente resulte más económico. Si se viaja fuera de la zona euro, es imprescindible llevar algo de dinero en las divisas del país para hacer frente a cualquier situación en la que no sea posible pagar con tarjeta. 
  • Maleta: el equipaje es una de las cuestiones que más quebraderos de cabeza suelen causar cuando se planifica un viaje de estudios de larga duración. Para evitarlo es necesario preparar la maleta con las pertenencias básicas, descartando los objetos que no merece la pena llevar por el peso o el volumen que tienen. Además de facturar y portar también una mochila o bolso de mano, existe la posibilidad de enviar por mensajería lo que sea preciso e incluso comprarlo en el lugar de destino. Además de la ropa y un neceser, no hay que olvidar guardar en el equipaje algunos medicamentos básicos, los cargadores de los dispositivos electrónicos, un adaptador de enchufe si fuera necesario, etc. 
  • Preparación: pese a que los viajes de estudios son una aventura apasionante, es aconsejable seguir algunos consejos previos, como informarse sobre las costumbres del destino donde se va a residir, aprender algunas frases básicas en el idioma, indagar en cómo será el plan de estudios, etc. 
Back to top