Skip to Content

La importancia de proteger bien la maleta al salir de viaje

maleta con una tarjeta identificativa

Al planificar un viaje, no sólo es fundamental elegir el destino, el medio de transporte o el alojamiento, sino que proteger la maleta para que no surja ningún contratiempo durante el trayecto también es de suma importancia. Siempre que facturamos nuestro equipaje nos surge la duda de si se perderá o nos robarán nuestras pertenencias, por lo que conviene tener en cuenta algunos consejos para preparar bien el equipaje al salir de viaje.

Ante todo, la primera máxima que debemos aplicar cuando emprendemos un desplazamiento es reducir al máximo las cosas que llevaremos. Lo más aconsejable es preparar tan solo una maleta pequeña que no nos entorpezca demasiado y con la que podamos viajar cómodamente, además de guardar en la cabina del avión o en cualquier compartimento de un tren. Asimismo, en el caso de los vuelos, el hecho de no tener que facturar nos ahorrará un tiempo considerable, tanto antes de embarcar como a la hora de recoger la maleta en el lugar de destino. 

¿Cómo proteger la maleta? 

  • Para evitar que nuestra maleta se confunda con otra del mismo diseño, siempre hay que identificarla de alguna manera. No basta simplemente con poner nuestro nombre y teléfono, sino que también conviene colocar alguna pegatina o cualquier otro distintivo que la diferencie del resto.
  • Es importante cerrar el equipaje con un candado que bien funcione con una llave o con un número de seguridad. Es recomendable también revisar que el cierre funciona de forma correcta y que no se puede abrir fácilmente.
  • El material también ayudará a proteger la maleta. En este sentido es importante adquirir una que sea resistente y dura, difícil de cortar o romper.
  • Aunque nos dé pena deshacernos de las etiquetas que evidencian nuestro espíritu viajero, no olvides quitarlas de la maleta para evitar confusiones cuando la compañía aérea tramite la facturación.
  • En el caso de que sea necesario transportar algún objeto frágil, es preciso notificarlo al personal del aeropuerto para que añadan un identificativo en el equipaje. 
  • Para prevenir posibles robos o daños es preferible no guardar ningún documento importante, así como tampoco dinero, dentro de la maleta que vayamos a facturar.
  • Si quieres asegurarte de que cuentas con todos tus bienes una vez hayas llegado al lugar, puedes elaborar una lista antes de salir de viaje con todo lo que hayas guardado en la maleta.
  • Para conseguir un extra de protección en el equipaje, una buena solución pasa por embalar con plástico. Es bastante frecuente encontrar en todos los aeropuertos un servicio que se encarga de ello y que no cuesta demasiado caro. Así se puede proteger de que alguien quiera abrirla o de los efectos de los golpes. 
  • Aunque vayamos a facturar el equipaje, ello no significa que podamos cargar en exceso el mismo. Además de cumplir con los límites en cuanto a pesos que tenga establecidos la compañía aérea, es importante no sobrecargar para evitar su rotura en caso de caída.
  • Contrata un seguro de viaje para que te garantice una indemnización en caso de pérdida, robo o deterioro del equipaje, así como también otras coberturas para cubrir el retraso y localización de las maletas. 


Además de proteger el equipaje, también es aconsejable llevar una bolsa de mano donde guardaremos lo imprescindible por si el resto de pertenencias se pierden.

Back to top