Skip to Content

Formas de llevar el dinero en los viajes seguro

planificación de un viaje
A la hora de planificar unas vacaciones, lo más habitual es dedicar un tiempo a pensar cómo viajar con dinero sin sufrir ningún robo o extravío del mismo. Pese a que la tarjeta de crédito es un método práctico para pagar, siempre conviene guardar una determinada cantidad de efectivo en la cartera por si surge algún imprevisto en el que sea necesario pagar de este modo. 
 
Durante los días previos es importante elaborar un presupuesto para hacerse una idea aproximada de cuál es el dinero máximo que se puede gastar en función de la estimación disponible. En este cálculo no solo hay que tener en cuenta los costes de alojamiento, desplazamientos, comidas o entradas a lugares de interés, sino que también conviene añadir un porcentaje más para asumir aquellos pagos que no se pueden prever. Es fundamental no contemplar una cantidad de dinero superior a la que realmente se dispone. 
 
También es aconsejable valorar cuánto dinero se puede llevar en efectivo sin que suponga un peligro. Si en el lugar de destino se puede pagar con tarjeta sin ningún problema, lo más recomendable es recurrir a esta vía para realizar la mayor parte de las transacciones. Sin embargo, en muchos países la aceptación de tarjetas no está demasiado extendida, por lo que es necesario disponer de todo el dinero que se vaya a necesitar. 
 

Consejos para viajar con dinero 

  • Una de las máximas para llevar dinero en los viajes sin correr ningún riesgo es repartirlo entre las diferentes personas o distintos bolsos o maletas. Si por el contrario todos los billetes y monedas se guardan en un mismo lugar, en caso de pérdida o robo, se trata de un grave problema porque se extravía todo.
  • A la hora de guardar el dinero durante una escapada, no hay que olvidar hacerlo con discreción. Esto se traduce fundamentalmente en no llamar demasiado la atención, ya sea a la hora de pagar o utilizar los objetos de valor cuando realmente sea necesario, como por ejemplo una cámara de fotos.
  • Conviene elegir algunas zonas ocultas para transportar el efectivo durante las vacaciones. Algunas de las opciones más populares son los bolsillos secretos de la ropa o las mochilas, aunque algunas personas son más creativas en este sentido y utilizan otros artilugios como escondite (botes de crema, zapatos, peines, etc.). 
  • Es fundamental no llevar encima todo el dinero disponible para el viaje. Para evitar esta situación, las cajas fuertes de los hoteles son una alternativa factible o bien, identificar los cajeros del lugar de destino donde es posible sacar dinero sin necesidad de pagar comisiones demasiado altas. 
  • Muchas entidades financieras ofrecen a sus clientes el servicio de banca online conectado al móvil. Si tienes la oportunidad de acceder al mismo, conviene activar esta funcionalidad para controlar en todo momento las transacciones, los intereses que se aplican y el saldo. 
  • Para no encontrarse desamparado en caso de sufrir el extravío o el robo de todo el dinero, conviene ser previsores y guardar una pequeña cantidad en un lugar secreto al que tan solo hay que acudir en situaciones de extremada urgencia. 
  • Una excelente opción es adquirir una mochila o bolsa antirrobo específicamente para realizar el viaje. Estos modelos incorporan unas protecciones especiales para que sea casi imposible la apertura o la rotura por parte de terceras personas. 
 
Para viajar con total tranquilidad tampoco puede faltar un seguro de viajes que garantice una indemnización en caso de pérdida o robo del equipaje. Si esto sucede es crucial avisar a la compañía cuanto antes para que el contratiempo no eche por tierra la experiencia. 
Back to top