Skip to Content

Enoturismo, una forma diferente de conocer España

Un hombre y una mujer sujetan dos copas de vino, mientras otro hombre sujeta una botella.
Los beneficios económicos que reporta este sector son cuantiosos, pero no se reducen a la venta de vinos, sino que abarcan mucho más: todo un universo dedicado a la cultura del vino en el que el turismo tiene mucho que ofrecer. 
 
Es aquí donde entra en juego el enoturismo, que engloba algo más que el proceso de producción de la uva en las bodegas. Este término define esas experiencias que giran en torno a la uva, pero que además ofrecen un turismo de calidad en medios rurales y cuyo hilo conductor es el disfrute con las cosas que nos ofrece la tierra, que no es poco. Quizá por ello el enoturismo está ganando cada vez más adeptos. Así, el último informe sobre la Demanda del Turismo del Vino presentado por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN), revela que el gasto medio de cada viajero invertido en las Rutas del Vino de España ha aumentado en más de un ocho por ciento. 
 

En qué consiste el enoturismo

Aunque el término aún no está registrado en la Real Academia Española, la oferta en España –uno de los principales productores de vino del mundo- es muy amplia y diversa, y abarca numerosas regiones y zonas de denominación de origen en las que el viajero podrá vivir en directo cómo se cosecha la uva, qué variedades se utilizan para cada tipo de vino, o cómo se procesa, se conserva en barricas o se embotella. Pero una de las actividades más valoradas por los enoturistas son las catas, con las que se puede apreciar el aroma y sabor de los caldos fabricados con las uvas que acaban de ver en los viñedos.
 

Oferta enoturística en España

Entre las múltiples regiones vinícolas de nuestro país se encuentran algunas tan destacadas como la del Duero, Rioja Alta, Rioja Baja, Rioja Alavesa, Penedés, Jerez, Rías Baixas, Jumilla, Somontano… y un largo etcétera. 
 
Cada año, ACEVIN y el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente publican una guía con las veintitrés rutas del vino certificadas de España, donde encontrarás información relevante sobre cada una de ellas.
 

Cuándo hacer enoturismo

En realidad, cualquier época del año es perfecta para hacer enoturismo, ya que cada estación tiene mucho que ofrecer y nos mostrará la uva en un momento determinado del proceso. Las bodegas lo saben, y por ello adaptan sus servicios a cada temporada para ofrecer los mejores servicios y no desaprovechar la oportunidad de recibir a cuantos más turistas del vino, mejor.
 
Sin embargo, los enoturistas más puristas coinciden en señalar que la mejor época para hacer una ruta del vino, sea cual sea, es desde finales del verano hasta el inicio del otoño, entre los meses de agosto y octubre, ya que es cuando se produce la vendimia, lo que ofrece un plus que en otras estaciones no se puede disfrutar, como es participar en el proceso de recolección de la uva de forma activa.
 
En cualquier caso, siempre es recomendable contar con una póliza que se adapte a nuestras necesidades, como el Seguro de Viajes MAPFRE, que además de las mejores garantías ofrece una serie de beneficios y ventajas adicionales para protegernos ante cualquier percance relacionado con los desplazamientos tanto dentro como fuera del territorio nacional.
Back to top