Skip to Content

Tax Free: guía para comprar en el extranjero

tienda Tax Free
Viajar a un país extranjero significa conocer una nueva cultura, degustar su gastronomía, visitar los lugares más emblemáticos y, también, realizar compras o ir de shopping. Son muchos los turistas que aprovechan las escapadas para adquirir determinados productos y beneficiarse del Tax Free que exime de pagar los impuestos y las tasas que incrementan el precio total. Al igual que en España aplica el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido o Impuesto sobre el Valor Agregado), en otros lugares del mundo también se rigen por sus correspondientes tasas.
 
En el caso de los españoles que viajan a algún destino fuera de la Unión Europea, el Tax Free dependerá de las normas que se establezcan en cada lugar, pero siempre tiene que tratarse de una zona extracomunitaria. Para hacer compras libres de impuestos es necesario no poseer la nacionalidad del país en cuestión, así como no haber residido durante un periodo de tiempo superior a 3 meses. Además, esta ventaja fiscal solo se puede solicitar en las cosas que se pueden llevar al lugar de origen y que, por norma general, estén precintadas y sin usar. Esto significa que los servicios como hoteles, restaurantes y espectáculos quedan excluidos, así como los alimentos, ya que se consideran un gasto ocasional. 
 

¿Cómo funciona el Tax Free? 

Suele ser bastante habitual que para aplicar el descuento haya que gastar una cantidad de dinero mínima. Junto a ello, es importante saber que se pueden beneficiar del Tax Free solo las personas, pero no las empresas y profesionales que pueden recuperar el IVA de sus facturas a través de otras vías. 
 
El proceso para deducirse las tasas es el siguiente: 
 
  • En las tiendas del país extranjero donde se realicen las compras es necesario pedir una factura completa o el formulario DIVA específico del Tax Free. 
  • En el momento del viaje de vuelta, en el aeropuerto o en el puerto hay que acudir a la sección de aduanas e impuestos especiales para sellar el documento anterior, bien a través de las máquinas automáticas o del personal. Además, se debe presentar el pasaporte y la tarjeta de embarque. 
  • Después, se solicita el dinero correspondiente a los impuestos en la entidad gestora de Tax Free que se encuentre en la zona de embarque. 
 
En algunos países no es necesario seguir este procedimiento, debido a que el descuento de impuestos se aplica directamente en la tienda, siempre que se muestre el pasaporte y los billetes de avión. 
 

¿Cómo es el Tax Free en España? 

Del mismo modo que los españoles pueden recuperar las tasas de los productos que compren en otros países fuera de la Unión Europea, los extranjeros también tienen el mismo derecho en España. Para ello, es preciso que los viajeros tengan su residencia o nacionalidad en algún país extracomunitario, aunque también pueden solicitar el Tax Free los habitantes de Ceuta y Melilla, las Islas Canarias, Gibraltar y Andorra. 
 
Hasta hace relativamente poco tiempo, se exigía un importe mínimo de 90,15 euros para realizar compras libres de impuestos, pero en la actualidad ha desaparecido esta cantidad base. El objetivo de esta medida es incrementar el porcentaje de ventas a turistas que provienen fuera de la Unión Europea, aunque del mismo modo deben completar el formulario, solicitar el sello y presentar el pasaporte o visado y los billetes de avión. 
Back to top