Skip to Content

Los mejores sitios para practicar esquí de fondo

persona practicando esquí de fondo en la ladera de una montaña nevada
El esquí de fondo, también conocido como esquí nórdico, es una disciplina deportiva que también se practica sobre la nieve. Más allá de la idea que los más inexpertos pueden tener sobre la materia, se practica en bosques o caminos, siempre sobre terrenos llanos con poca pendiente. En caso de tratarse de pendientes pronunciadas como las que sirven de escenario en el esquí convencional, en esta modalidad las distancias de estos tramos son mucho más cortas. 
 
Podría decirse que, en cierto modo, se trata de un ejercicio aeróbico, ya que la clave consiste en deslizarse sobre la nieve, mientras se puede disfrutar de los espectaculares espacios naturales alejados de las aglomeraciones. Dado que los movimientos en este tipo de esquí son más suaves, el riesgo de sufrir una lesión es menor que en el esquí alpino: se reduce el impacto en las articulaciones y los talones gozan de una mayor libertad para desplazarse. 
 
Sin duda es una alternativa idónea para adentrarse en el esquí y, además, es posible elegir la opción que mejor se amolde al nivel y capacidad personal. No obstante, aunque la práctica del esquí de fondo parezca más sencilla, siempre es imprescindible realizar un curso de formación previo para interiorizar los conceptos básicos de este deporte y aprender las normas de precaución necesarias. 
 

¿Dónde practicar esquí de fondo? 

  • Sierra Nevada (Granada): es una de las estaciones más conocidas de España debido a que cuenta con la mayor altitud del país. Su paisaje es incomparable y por ello, se convierte en el escenario perfecto para disfrutar del esquí de fondo. Además, a esto se suma la excelente calidad de la nieve durante casi toda la temporada de invierno y el buen clima de Andalucía. 
  • Candanchú (Huesca): en la frontera con Francia y cerca del Pirineo Aragonés, se encuentra esta estación que para muchos profesionales es una de las mejores. En este espacio no sólo hay cabida para pistas de competición, sino que también cuenta con un circuito para practicar el esquí nórdico. Si buscas una escapada en familia, Candanchú es una estación ideal por sus múltiples opciones para todos los miembros. 
  • Baqueira Beret (Lérida): es una de las mayores estaciones de esquí de España gracias a su superficie de casi 2.000 hectáreas por las que se pueden practicar todo tipo de disciplinas sobre la nieve. En el Valle de Arán, este espacio ofrece circuitos con diferentes grados de pendiente, entre los que hay cabida para deslizarse y contemplar el entorno. 
  • Navafría (Navacerrada, Madrid): en el centro de la Península se encuentra esta estación que dispone de 20 kilómetros de pistas con circuitos de distinto nivel. Se trata de un espacio perfecto para acercarse los fines de semana de la temporada invernal y perfeccionarse en el esquí de fondo. 
  • Formigal (Huesca): esta estación se ubica en concreto en Sallent de Gállego y su paisaje es digno de admirar. En este lugar es posible acceder a las pistas de 4 valles y practicar cualquier modalidad de esquí. Si se opta por el esquí nórdico, durante el trayecto será posible divisar animales únicos, como renos u osos. 
  • La Masella y La Molina (Girona): se trata de dos estaciones que se encuentran muy próximas una de la otra, por lo que en un mismo día se pueden visitar ambas para acceder a más de 100 kilómetros de pistas.  
Back to top