Skip to Content

Diferentes multas para conductores de bici

Plano parcial de un hombre circulando con una bicicleta
 Y no son pocos los que utilizan este medio de transporte. El último Barómetro de la Bicicleta -presentado en noviembre de 2017- pone de manifiesto el notable incremento del uso de la bicicleta entre los españoles, con un aumento de 2,5 millones más de usuarios que hace ocho años. Respecto al uso que se le da, más de la mitad (el 54,2 por ciento) declara emplearla para trayectos cotidianos, como acudir al puesto de trabajo o al centro de estudios. 
 
Conocer el código de circulación vial es importante, ya que saltarse la normativa no solo es un peligro para la integridad física, sino que también puede conllevar sanciones económicas nada desdeñables. Eso sí, a pesar de las multas o de las infracciones, los ciclistas nunca perderán puntos del carné, ya que las bicicletas no requieren un permiso de conducción. No obstante, si incumplen las normas, reciben las mismas sanciones.
 

Las multas más comunes para ciclistas

A pesar de que su incumplimiento, en muchos casos, va contra el sentido común, estas infracciones son las que con mayor frecuencia se repiten entre los ciclistas. Y sus multas van desde los 60 a los 500 euros.
 
  • Circular por aceras: 60 euros
En algunas ciudades es muy común ver a algún que otro ciclista circular libremente por una acera. Y no importa si dicha acera es ancha y hay espacio suficiente, porque para la Ley se trata de un espacio reservado única y exclusivamente para peatones. Su incumplimiento conlleva una multa mínima de 60 euros. Por eso, si no existe un carril bici, los ciclistas deben circular por la carretera o, en su defecto, bajarse de la bici para ir andando por la acera.
 
  • No llevar las luces: 100 euros
Circular sin el alumbrado reglamentario está considerada como una infracción leve según la Ley sobre Tráfico, y las multas oscilan los 100 euros. Lo mismo ocurre si no se hace uso del chaleco reflectante. El artículo 47 señala que "cuando circule por vía interurbana y sea obligatorio el uso de alumbrado, el conductor de bicicleta debe llevar colocada, además, alguna prenda o elemento reflectante".
 
  • No llevar casco: 200 euros
La infracción de no llevar el casco o que éste no sea homologado –una de las más comunes-, está considerada como “grave” y conlleva multas de hasta 200 euros. Según la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, los menores de 16 años deben llevarlo siempre, independientemente de la vía por la que transiten. Los mayores de 16, en cambio, solo están obligados a usarlo en las vías interurbanas, aunque su uso en la ciudad es más que recomendable. Además de proteger la integridad física, es también un factor que algunas aseguradoras tienen en cuenta, como es el caso de MAPFRE, con descuentos de hasta el 5 por ciento en la prima del seguro si el asegurado utiliza este elemento.
 
  • Tener los auriculares puestos: 200 euros
Otra de las infracciones más comunes entre los ciclistas es la de circular con los auriculares puestos. Sin embargo, el artículo 13 de la citada ley prohíbe expresamente "la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares", ya que disminuyen la concentración y la correcta atención a la vía. Además, está considerada como grave y su cuantía asciende a los 200 euros.
 
  • Superar la tasa de alcoholemia: 500 euros
No solo está prohibido, sino que además es totalmente peligroso conducir cualquier tipo de vehículo con un índice de alcohol en sangre superior a la tasa permitida. Es una infracción muy grave que conlleva multas de 500 euros.
Back to top