Skip to Content

¿Cubre el overbooking el seguro de viajes de MAPFRE?

sala de espera de un aeropuerto
Uno de los problemas que más se repiten cuando viajamos en avión es la sobreventa de billetes por encima de la capacidad real del medio de transporte o lo que se conoce como overbooking. Ante esta situación resulta muy útil contar con la garantía de overbooking en el seguro de viaje para obtener una indemnización por este motivo. Junto a ello, también se pueden reclamar una serie de derechos frente a la compañía aérea para compensar la pérdida de tiempo y dinero, además de reclamar el billete
 

¿Qué es el overbooking? 

El overbooking se produce cuando una aerolínea vende una cantidad de billetes superior al número de plazas disponibles en el avión. Como consecuencia de ello, se deniega el embarque a los pasajeros que se ven imposibilitados para emprender su viaje. 
 
Lejos de lo que se tiende a pensar, el overbooking es legal y las compañías aéreas suelen ofertar más reservas de los vuelos teniendo en cuenta que siempre existe un porcentaje de pasajeros que han comprado el billete, pero no llegan a presentarse en la puerta de embarque. Por lo tanto, se trata de una práctica comercial permitida y regulada por ley
 
En cualquier caso, la compañía aérea está obligada a preguntar a los viajeros si alguno está dispuesto a renunciar al embarque de forma voluntaria a cambio de una contraprestación que debe ser pactada entre ambas partes. 
Además, los clientes deben ser informados adecuadamente sobe la situación, así como tener derecho a comida, alojamiento y embarcar en otro vuelo de características similares con la mayor brevedad posible, más una compensación económica en caso de ser obligado a no viajar. 
 

¿Qué implica la garantía de overbooking en el seguro de viajes? 

La cobertura de overbooking en el seguro de viaje ofrece una indemnización al asegurado cuando surge este problema en el medio de transporte aéreo. También se cubren los gastos de cancelación del viaje si en la póliza está incluida esta garantía. En ambos casos, se reembolsan al pasajero los gastos que haya tenido que asumir hasta que se produce la salida del transporte alternativo. 
 
Igualmente, las pólizas de viaje suelen cubrir cuando tiene lugar el retraso de un vuelo y como consecuencia de ello, se pierde la conexión con otro avión o los servicios que se tuvieran contratados en el lugar de destino. 
 
Es necesario guardar las facturas o tickets de todos los gastos que se hayan realizado para justificar los perjuicios sufridos a la hora de reclamar tanto a la compañía aseguradora como a la aerolínea. 
 

Derechos del usuario frente al overbooking aéreo 

Tanto si el pasajero renuncia de forma voluntaria a su asiento como si es obligado a ello por la compañía aérea, esta tiene que indemnizar por las molestias causadas, aunque de diferente forma según uno u otro caso. 
 
Cuando se acepta voluntariamente no embarcar, es fundamental que los beneficios acordados con la aerolínea se reflejen por escrito. En este supuesto, el cliente no podrá reclamar otras compensaciones diferentes, salvo que la compañía no cumpla con lo pactado. 
 
La indemnización por overbooking involuntaria varía según los kilómetros del vuelo, aunque junto a esta compensación, el pasajero también tiene derecho a elegir entre el reembolso del precio del billete, embarcar en un vuelo alternativo cuanto antes o en otra fecha que le convenga más. 
Back to top