Skip to Content

Qué hacer en caso de huracán si estás de viaje

paso de un huracán por una playa
Saber qué hacer en caso de huracán durante un viaje en el caso de que el lugar que estemos visitando se vea afectado es crucial para no poner en riesgo nuestra integridad. Este tipo de catástrofe natural provoca incidencias que afectan sobremanera a los viajeros y, en general, a toda la población, ya que con total probabilidad se cortan carreteras, los medios de transporte dejan de funcionar, no hay luz ni agua, etc.  
 
Un huracán se define como un fenómeno atmosférico en el que los fuertes vientos son los grandes protagonistas. Además de las altas velocidades, que pueden llegar a alcanzar los 300 km/h, el movimiento del aire se produce en círculo, arrasando todo lo que encuentra a su paso. 
 
Lo más habitual es que las autoridades realicen el aviso o alerta antes de la llegada del huracán a una zona turística o en cualquier otra parte. De esta forma, los turistas pueden disponer de toda la información necesaria al llegar a su lugar de destino para planificar su estancia y establecer su seguridad. A pesar de ello, siempre es recomendable informarse previamente sobre cuáles son las temporadas en las que más catástrofes naturales se producen para programar el viaje en una fecha diferente. 
 

¿Qué hacer en caso de huracán para mantenerte seguro? 

  • Lo más importante es seguir las instrucciones de las autoridades en todo momento, sobre todo cuando hay orden de evacuación del hotel o del sitio donde nos encontremos. En este supuesto, tenemos que preparar rápidamente un equipaje ligero que podamos llevar sin ningún esfuerzo y prestar atención a las horas y sitios donde se establecen los distintos puntos de reunión. 
  • Durante el tiempo que dure la tempestad es necesario mantener la calma, ya que si se tienen en cuenta las recomendaciones es menos probable que ocurra alguna tragedia. 
  • Aunque la habitación en la que estemos se encuentre perfectamente aislada, siempre hay que evitar acercarse a las ventanas, puertas y balcones porque la fuerza del aire puede llegar a abrirlos. 
  • Una de las tareas fundamentales que se debe hacer en caso de huracán es desenchufar todos los aparatos de la corriente eléctrica, debido a que el tendido de la luz es uno de los principales afectados en estos casos. 
  • Es aconsejable reunirse con otras personas en una zona segura del edificio para esperar que todo vuelva a la normalidad de una forma más agradable. 
  • Bajo ningún concepto se puede salir del hotel o del apartamento donde esté fijado el alojamiento hasta que no llegue el aviso de que todo ha pasado. 
  • Para estar preparado frente al huracán es imprescindible disponer de los teléfonos móviles u otros dispositivos con la batería cargada con el objetivo de estar comunicado en cualquier momento. Del mismo modo, también es importante tener guardados los números de teléfono de emergencia del lugar. 
  • Contactar con la embajada o el consulado es otra de las cosas que se tienen que hacer en caso de huracán. Estos organismos nos informarán sobre cómo marcha la situación y de las precauciones que debemos adoptar. 
  • Es imprescindible proveerse con los alimentos, agua potable, linternas y medicamentos que sean necesarios durante el tiempo que haya que estar recluido sin salir al exterior. 
 
Una vez que haya pasado el huracán, no se puede abandonar el refugio sin más, ya que el mal estado en el que se encuentre todo puede causar graves accidentes. Siempre es necesario esperar a que la situación se haya calmado totalmente y obedecer a las indicaciones de los servicios de emergencia. 
Back to top