Skip to Content

Distintos tipos de embarcaciones

fila de yates amarrados en la orilla

Si echamos un vistazo a los mares, podemos encontrar en ellos infinidad de tipos de barcos. A lo largo de los años, las embarcaciones han ido evolucionando para convertirse en medios de transporte más prácticos y seguros. Dada la importancia que tienen en la actualidad y desde que el mundo empezó a configurarse como tal, es interesante hacer un repaso a las diferentes modalidades que permiten viajar, exportar, pescar, etc.

Según su diseño y estructura, unas embarcaciones se destinan para unos fines concretos diferentes a los de otras. Así, a grandes rasgos, los barcos se pueden dividir según el objetivo que tengan que cumplir en: deportivos, pesqueros, de transporte de personas, mercantiles, de recreo o de combate. A continuación explicamos algunos de ellos. 

Tipos de embarcaciones de recreo 

En esta sección se encuadran los veleros, los yates, las motos de agua y los botes. El velero es una embarcación que se mueve gracias al efecto del viento. El yate por su parte es uno de los barcos de recreo más lujosos y con mayor capacidad. A diferencia de éste, el bote se caracteriza por su pequeño tamaño y se suele utilizar principalmente para pescar o como complemento de otra embarcación en caso de emergencia. Por último, las motos de agua sirven para sentir la sensación del mar en primera persona y surcar las olas.

Como su propio nombre indica, estos barcos de recreo se utilizan para navegar simplemente por ocio y disfrute de sus propietarios o usuarios. Además de cumplir algunos requisitos para manejar este tipo de barcos, también es necesario contar con un seguro de embarcaciones que nos proteja frente a cualquier percance relacionado con esta actividad. 

Tipos de embarcaciones de transporte de personas 

Los barcos capaces de trasladar personas de unos lugares a otros son los cruceros, los ferry, los transatlánticos y las balsas.

Los cruceros se han convertido en una de las opciones más demandadas por quienes quieren viajar a diferentes países pero sin renunciar a disfrutar de todas las comodidades y actividades que ofrecen este tipo de navíos.

Por su parte, los transatlánticos son un tipo de embarcación que se utiliza fundamentalmente para navegar durante días o semanas sin necesidad de parar. A un nivel inferior se encuentran los ferry, cuya finalidad es transportar pasajeros e incluso vehículos en pequeños trayectos. En cuanto a las balsas, su finalidad es realizar recorridos muy cortos y se caracterizan por su reducida capacidad. 

Tipos de embarcaciones mercantiles 

Las clases de barcos que se destinan especialmente a las actividades comerciales son los buques, que se pueden dividir en petroleros, químicos, frigoríficos o de carga en general.

Tipos de embarcaciones de guerra 

Aunque en las películas de acción estamos acostumbrados a ver este tipo de barcos, lo cierto es que en muchas ocasiones no sabemos cómo se llama cada uno. Así, se pueden clasificar en portaaviones, fragatas, corbetas, destructores, acorazados o dragaminas.

Además de ser un instrumento utilizado en las contiendas, también pueden realizar funciones de vigilancia, defensa o detección de minas marinas. 

Otros tipos de embarcaciones 

Aparte de los que hemos mencionado hasta ahora, también existen otros tipos de embarcaciones especiales, como pueden ser las lanchas de limpieza, los remolcadores, las lanchas o los buques de salvamento, los barcos meteorológicos o los buques encargados de colocar las boyas y balizas.

Back to top