Skip to Content

Cómo disfrutar de unas vacaciones multiaventura familiares

vacaciones multiaventura familiares
Peripecias, adrenalina, diversión, compañerismo… Todo eso y mucho más son las vacaciones multiaventura familiares, especialmente diseñadas para viajar y descubrir nuevas experiencias con niños. Las escapadas en familia son tremendamente necesarias para estrechar los lazos entre todos los miembros, desconectar de la rutina diaria y descubrir mundo más allá del entorno inmediato. 
 
Aunque la combinación de vacaciones y niños suele estar asociada de forma habitual a momentos estresantes, existen otras formas diferentes de viajar como por ejemplo las que proponen multitud de alternativas: campamentos, festivales de verano, talleres artísticos, casas rurales, actividades deportivas, parques temáticos… Los planes que se pueden organizar con niños son numerosos y, además, suponen un gran premio para ellos. 
 

Consejos para pasar unas vacaciones multiaventura familiares perfectas 

  • La primera recomendación sumamente importante es elegir una actividad que encaje al 100% con los gustos y preferencias de todos los miembros de la familia. Las opciones son muy variadas, desde practicar algún deporte más arriesgado como rafting, kayak o windsurf; realizar una ruta de senderismo, participar en un taller artesanal, aprender en un aula medioambiental, experimentar con actividades de animación, etc. 
  • Una vez que se haya decidido cuál es el plan para las vacaciones multiaventura familiares, es recomendable comprobar que se adapta sin ningún problema a la edad de los más pequeños y al estado físico general de todos los miembros. 
  • A la hora de elegir el proveedor que se encarga de la organización de este tipo de ocio, uno de los puntos clave es la seguridad durante el desarrollo de las actividades para que la tranquilidad esté garantizada en todo momento. 
  • En consonancia con el punto anterior, es fundamental contar con la asistencia de personal experimentado, tanto para ejecutar lo establecido en el programa como para coordinar a todos los participantes. 
  • Del mismo modo, en el caso de que se necesite material específico para realizar algunos ejercicios, es necesario que esté homologado y que se encuentre en perfecto estado. 
  • Para disfrutar al máximo de esta experiencia también es aconsejable decantarse por un lugar que tenga un encanto especial. En este sentido es preferible elegir unas instalaciones que estén en contacto continuo con el medio natural. 
  • No hay que olvidar que, aunque la diversión y la estimulación son las grandes protagonistas de unas vacaciones multiaventura familiares, también se debe dejar espacio para el descanso. Por ello, es importante elegir un lugar tranquilo que invite a la desconexión y a dormir a pierna suelta.
  • Ya que en definitiva se trata de un viaje con niños, cualquier mínimo detalle debe estar planificado. Es más probable que surjan ciertos problemas al realizar la escapada con pequeños, sobre todo respecto al medio de transporte, el clima del lugar de destino, los incidentes que puedan sufrir, la comida en el alojamiento, etc.  
  • Es interesante contratar una escapada donde las actividades ya estén programadas, aunque también conviene aprovechar los días de ocio para pasar tiempo en familia y marcar un ritmo propio. En caso contrario, es posible que a la vuelta la sensación sea de estrés y agobio. Pero esto no sólo debe aplicar a la organización de las horas, sino también respecto a las comidas y, como hemos comentado antes, a los momentos de descanso. 
Back to top