Skip to Content

Viajes organizados como forma de conocer mundo

seis manos de personas diferentes señalando un mismo punto en un mapa
Existen tantas formas de explorar nuevos sitios como personas que sienten una debilidad especial por esta afición y los viajes organizados se encuentran entre las diferentes opciones. Es cierto que con el auge de Internet, las agencias de viajes perdieron algo de protagonismo debido a que ya no era necesario recurrir a ellas para comprar un billete de avión, reservar un hotel o contratar una excursión. Sin embargo, estas compañías han mantenido siempre su hueco de mercado y en la actualidad son un referente cuando se trata de ofrecer experiencias en forma de paquete. 
 
Normalmente, este tipo de periplos está enfocado a personas que no cuentan con la capacidad suficiente para organizar una escapada por sí mismas, como por ejemplo quienes tienen una edad avanzada. No obstante, los turistas jóvenes también se decantan en ciertas ocasiones por realizar un viaje organizado por una agencia turística debido sobre todo a que no cuentan con el tiempo preciso para prepararlo o porque quieren conocer gente nueva. 
 

Ventajas de los viajes organizados 

  • La comodidad es uno de los principales beneficios de los viajes organizados, ya que no es necesario dedicar tiempo y esfuerzo a la planificación. Simplemente hay que acudir a una agencia de viajes para informarse de los destinos y las rutas que más nos interesen y que se ajusten en mayor medida al presupuesto disponible. De una forma rápida y sencilla es posible tener bajo control los alojamientos, los restaurantes, los desplazamientos, las visitas, etc. 
  • Por norma general, la contratación de una escapada planificada contempla las visitas imprescindibles en el lugar de destino. De esta forma, la preocupación por no ver algunos rincones míticos pasa a un segundo plano. 
  • En el caso de viajar a un país exótico o con cierto nivel de peligrosidad, los viajes organizados son la mejor alternativa debido a que de esta manera, el grupo siempre va acompañado por un guía local que habla español y que resulta tremendamente útil en caso de ocurrir algún incidente o para aconsejar sobre los lugares en los que es preferible no adentrarse. 
  • Las agencias de viaje responden ante los imprevistos que puedan ocurrir durante el periplo y además, en el precio ya suele estar incluido el seguro de viaje.  
  • En ocasiones, los viajes en grupo planificados suelen estar disponibles con interesantes descuentos. Dado que se trata de un pack cerrado, las compañías turísticas pueden permitirse ofrecer un precio inferior, que es mucho más ventajoso en temporada baja. 
 

Contras de los viajes organizados 

  • La planificación de la ruta y de las visitas puede suponer una desventaja para algunas personas que prefieren conocer un lugar sin ataduras. 
  • En un viaje organizado, los hoteles, e incluso los restaurantes, ya están definidos de antemano, por lo que puede suceder que no encajen con los gustos y preferencias de los viajeros. En este sentido, es preciso considerar que la calidad del alojamiento y de las comidas estará en consonancia con el coste del paquete turístico. 
  • En función del tipo de periplo, es probable que los horarios y la planificación estén demasiado ajustados, provocando así estrés para conseguir adaptarse a todos los planes marcados. 
  • Aunque existe la posibilidad de contratar un viaje organizado para una persona únicamente o una pareja, generalmente este tipo de escapadas se realizan en grupo, cuyos miembros no se conocen entre sí. Este aspecto puede suponer un valor añadido para ampliar el círculo de relaciones, pero por otra parte existe la posibilidad de que surjan algunas controversias que echen por tierra la experiencia. 
Back to top