Skip to Content

Las profesiones de riesgo más interesantes

bombero apagando un fuego con una manguera
Cuando llega el momento de elegir un trabajo para el futuro, los gustos y preferencias personales suelen ir por delante de las condiciones laborales en la mayoría de las ocasiones. Sin embargo, antes de tomar una decisión es importante saber cuáles son las profesiones de riesgo que pueden acarrear graves consecuencias durante su desempeño. 
 
Para garantizar una seguridad adecuada a este tipo de empleados, los gobiernos de cada país están obligados a poner en marcha leyes que velen por su integridad. Aun así, también es pertinente contar con un seguro de vida que ofrezca la protección más completa en caso de fallecimiento, invalidez o dependencia para que tanto la tranquilidad del trabajador como la de su familia estén aseguradas. 
 

¿Cuál de estas profesiones de riesgo elegirías? 

  • Bombero: tanto los bomberos como otras unidades de rescate tienen como objetivo salvar vidas, algo que supone una satisfacción personal sin límites. Además de apagar incendios, estos profesionales también tienen que enfrentarse a otro tipo de situaciones críticas poniendo en juego sus propias vidas en multitud de ocasiones. 
  • Militar: formar parte del ejército es una de las profesiones de riesgo que peores consecuencias tiene, sobre todo cuando es preciso actuar en conflictos armados. En nuestro país, pertenecer a las fuerzas armadas es un acto voluntario, por lo que antes de decantarse por este empleo conviene valorar los pros y los contras detalladamente. 
  • Minero: la minería siempre ha sido un sector que ha destacado por ser el escenario de graves accidentes. No obstante, además de los siniestros que se puedan producir durante el trabajo, quienes se dedican a ello están constantemente respirando gases cancerígenos. Por ello, este colectivo puede acceder a una jubilación anticipada para no poner en riesgo su salud. 
  • Cuidador de animales: esta ocupación no hace referencia al cuidado de mascotas, sino otros animales que se consideran más peligrosos, como por ejemplo domador de leones o vigilante de cocodrilos. Dado que estas especies actúan por instinto, el contacto directo o cercano con ellas puede tener un trágico desenlace. 
  • Especialista de cine: estos profesionales se encargan de sustituir a los actores principales en las escenas de mayor riesgo. Aunque siempre se utilizan las medidas de seguridad adecuadas, los saltos de vértigo, la conducción entre el fuego o las explosiones no están exentas de peligros. 
  • Manipulador de explosivos: ésta es una de las profesiones de riesgo más evidentes, ya que el manejo de este tipo de artefactos tiene un alto riesgo. Desde la fabricación, utilización o desactivación, quienes trabajan en este mundo tienen más posibilidades de sufrir un accidente. 
  • Constructor: junto con los albañiles que edifican casas, también se encuentran otros perfiles que desempeñan actividades en las obras, como los excavadores. Todos están dentro de un sector que registra los niveles más altos de siniestros laborales, por lo que adoptar las medidas de prevención correspondientes es una obligación. 
  • Gestor de residuos radiactivos: para ejercer esta profesión es preciso contar con la formación idónea para minimizar los riesgos. Cualquier material peligroso o químico supone un grave peligro para las personas que se encuentran más cerca. 
  • Vigilante: dado que los robos están a la orden del día, estos trabajadores deben enfrentarse con bastante frecuencia a bandas de delincuentes. 
  • Policía: quienes conforman las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están constantemente relacionados con el peligro y su actuación debe ser impecable para proteger a los ciudadanos sin poner en riesgo sus propias vidas. 
Back to top