Skip to Content

¿Cómo se calculan los grados de minusvalía?

Mujer minusválida trabajando y sonriendo
La minusvalía incluye tres factores, los cuales se refieren a la existencia de una desviación respecto a lo normal, a los valores culturales y a una desventaja. El actual Real Decreto vigente equipara minusvalía con discapacidad pues otorga automáticamente la calificación de minusvalía cuando se alcanza un determinado grado de discapacidad. Es importante señalar que una persona minusválida no significa que valga menos que el resto de ciudadanos, sino que necesita de más apoyos.
 
Como hemos indicado, no todas las minusvalías son iguales y pueden ser más o menos acentuadas. Para calcular qué grado de minusvalía debe de aplicarse a una persona que precisa de una ayuda extra para poder realizar sus labores se tiene como base de estudio la capacidad que se tiene para llevar a cabo las actividades de la vida diaria. Es entonces cuando se crean patrones según facilidad o dificultad con la que se desempeñe las acciones y se otorgan diferente puntuación. Para poder clasificar las minusvalías son necesarios datos objetivos que se midan de acuerdo con sistemas unificados que permiten que los resultados obtenidos se puedan categorizar. No se pueden valorar causas subjetivas que no sean cuantificables. Repasamos qué grados de minusvalía existen y sus diferencias:
 
- Clase 1. Engloba aquellas deficiencias permanentes diagnosticadas mediante parámetros objetivos pero que no producen una discapacidad. La calificación sería de un 0% de minusvalía.
- Clase 2. Aúna las deficiencias que demostradas objetivamente originan una discapacidad leve. Se calcula un porcentaje de minusvalía entre el 1% y el 24% a estos casos.
- Clase 3. Incluye las deficiencias que especificadas por sistemas de medición producen una discapacidad moderada. El grado de minusvalía en estos casos se sitúa entre el 25% y el 49%.
- Clase 4. Cuando las deficiencias permanentes producen una discapacidad grave le corresponde un grado de minusvalía que va desde el 50% al 70%.
- Clase 5. Aplicable a las deficiencias severas que son la causa de una discapacidad muy grave. Aquellos pacientes que pertenecen a esta clase precisan de la ayuda de otra persona que realice las actividades más esenciales de la vida diaria. Este tipo de sujetos supera un grado 71% de minusvalía.
 
Conocer el grado de minusvalía es importante para conocer a qué ayudas y facilidades se tiene derecho por ley. Es el Real Decreto 1971/1999 el que regula este apartado y el que fija los parámetros anteriormente explicados. El porcentaje mínimo de valoración de minusvalía sobre el que aplica el baremo de factores sociales no podrá ser inferior al 25%, es decir, se debe superar la clase 2.
 
Como se puede comprobar existen distintos grados de minusvalía los cuales se fijan siguiendo factores objetivos. Según la clase a la que pertenezca una persona con deficiencias, podrá acceder a un determinado tipo de ayudas reguladas por ley. Poseer una minusvalía no significa ser inferior a otra persona, pero puede implicar ciertas limitaciones en la realización de las actividades diarias. El Seguro de Vida MAPFRE tiene en cuenta las contingencias que puedan causar una minusvalía y aplica los protocolos necesarios para satisfacer las necesidades del asegurado. 
Back to top