Mujer

Enfermedades de la mujer

imprimir

Cáncer de endometrio

El endometrio es la capa interna de la matriz. Cada mes el endometrio sufre unos cambios en su grosor para poder albergar al óvulo fecundado. En caso de no producirse la fecundación el endometrio se descama y da lugar a la menstruación. En el cáncer de endometrio las células que lo forman comienzan a crecer de forma descontrolada. La mayoría de estos cánceres están formados por las células de las glándulas del endometrio, formando el adenocarcinoma endometrioide. Es el cáncer ginecológico más común, hay un riesgo de un 2,6% de una mujer de padecer un cáncer de endometrio.

La clínica típica es el sangrado después de la menopausia. En las mujeres premenopáusicas puede dar hemorragias entre menstruaciones. El cáncer de endometrio suele estar relacionado con la cantidad de estrógenos a los que ha estado expuesta la mujer, por lo que las condiciones que elevan los ciclos ovulatorios son factores de riesgo:

  • Inicio precoz de las menstruaciones

  • Menopausia tardía

  • No haber tenido gestaciones

  • Tratamiento con tamoxifeno para el cáncer de mama

  • Obesidad

  • Diabetes

  • Hipertensión arterial

  • Antecedentes familiares de cáncer de endometrio o de colon

El síntoma más clásico del cáncer de endometrio es el sangrado, sobre todo después de la menopausia. Otro síntoma puede ser sangrados intermenstruales en pacientes que todavía menstrúan. Estos síntomas hacen que la mayoría de cánceres de endometrio se diagnostiquen en las primeras fases de la enfermedad ya que rápidamente dan clínica. Más ocasionalmente la clínica que presentan es de dolor al orinar, dolor en las relaciones o bien dolor o masa pélvica.

Las pruebas que se realizan de entrada para el diagnóstico suelen ser una exploración vaginal y una ecografía transvaginal para valorar el grosor del endometrio. En algunas ocasiones en una citología pueden verse células malignas, pero generalmente se realiza una biopsia del endometrio que tiene tres formas de conseguirse, con una cánula de aspiración que se introduce a través del cuello de la matriz en la misma consulta, con una histeroscopia que es una prueba en la que se introduce una pequeña cámara también a través del cuello o bien haciendo un legrado que requiere ya anestesia o sedación.

El estudio de extensión de la enfermedad se realiza con la ecografía, una analítica, una radiografía de tórax y una resonancia magnética o un TAC.

En este caso el estudio de extensión es orientativo y la clasificación en uno de los estadios se realiza con el estudio del tejido extirpado en la cirugía. El cáncer de endometrio se clasifica en cuatro estadios.

  • Estadio I -- cáncer endometrial confinado al cuerpo del útero (ninguna extensión cervical)

  • Estadio II - cáncer endometrial que se ha extendido al cuello del útero (pero no fuera del útero)

  • Estadio III -- cáncer endometrial fuera del útero, pero confinado a la pelvis (pero no en la vejiga o el recto), puede ser en ganglios linfáticos pélvicos, la vagina, o en el fluido de la cavidad abdominal

  • Estadio IV - cáncer endometrial que se ha extendido a la vejiga o al recto, o tiene metástasis distante (extensión) a otros órganos

El tratamiento dependerá como siempre del estadio en que se encuentre la enfermedad pero básicamente se hará cirugía extirpando la matriz, las trompas de Falopio y los ovarios y los ganglios linfáticos. Según el resultado del análisis del tejido extirpado se indicará o no tratamiento con radioterapia o quimioterapia. La radioterapia puede ser externa o bien braquiterapia, colocando un tubo que produce la radiación en la vagina.

Subir

Dra. Inés Bombí
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico consultor de Advance Medical