Mujer

El embarazo

imprimir

Cuidados durante el segundo trimestre

El segundo trimestre debe empezar a cuidarse más la ropa y el calzado. La ropa debe ser más holgada, sin que apriete y que permita los movimientos con facilidad. Los zapatos de tacón alto deben evitarse ya que las caídas son más frecuentes por la flexibilidad aumentada de las articulaciones. Los zapatos planos pueden producir más dolor lumbar, por lo que lo ideal son zapatos de tacón bajo y con base ancha. Los sujetadores deben adecuarse al crecimiento de las mamas y evitar los aros.

Alimentación: aumentan las necesidades de proteínas en la dieta. Las proteínas se obtienen de la carne roja, aves, pescado, huevos, leche, queso, legumbres y frutos secos. Los pescados tienen el mismo aporte proteico que las carnes rojas pero con menor aporte energético por lo que es recomendable su ingesta al menos 2-3 veces a la semana. Deben consumirse entre 2-4 huevos a la semana. Tan importante como los alimentos es su preparación. Se recomienda consumir carnes y pescados a la plancha o hervidos. Debe mantenerse una dieta rica en fibra, con verduras y cereales integrales, para evitar el estreñimiento. La ingesta de agua debe mantenerse entre 1,5 y 2 litros al día. El ejercicio físico también disminuye el estreñimiento.

Para evitar la acidez se deben evitar las comidas ricas en grasas, los cítricos, los picantes. Debe asimismo debe evitarse el chocolate, el café y las colas. La embarazada no debe acostarse después de comer sino que mantenerse sentada o levantada 1 ó 2 horas después de las comidas y en caso de persistir las molestias dormir con el tronco algo elevado (con 2 cojines). Es de ayuda también comer poca cantidad pero varias veces al día, entre 4 y 6 comidas al día.

Para evitar la flatulencia no deben consumirse bebidas gaseosas, las coles, la cebolla, las judías secas ni el arroz. Comer despacio y masticando bien las comidas. Algunas infusiones como la manzanilla, el hinojo o el anís pueden ayudar.

El alcohol, el tabaco y las drogas siguen siendo peligrosos para el feto a pesar de haber pasado el periodo de formación del mismo, así que están contraindicados.

Las varices y la hinchazón de las piernas son un problema frecuente en las embarazadas y para evitarlas deben seguirse ciertas recomendaciones. Es importante intentar no permanecer muchas horas de pie, intentar elevar las piernas cuando esté descansando y estimular la circulación sanguínea dando paseos. Las personas que trabajen mucho rato sentadas deben mover las piernas con frecuencia, levantarse y andar de vez en cuando y evitar tener las piernas cruzadas para no comprimir el retorno venoso. En las estaciones calurosas se recomienda hacer duchas frías en las piernas. Es recomendable dormir con las piernas ligeramente elevadas con un cojín para favorecer el retorno venoso. Las medias de compresión adecuadas para embarazadas son recomendables en las mujeres con tendencia a desarrollar varices. Los calcetines apretados, ligas, botas que compriman... deben evitarse.

El ejercicio físico es recomendable mientras no se realicen deportes con riesgos de caída o de impacto. La natación, el yoga, la marcha, la tonificación son algunos de los deportes más indicados. Debe evitarse la posición tumbada boca arriba para evitar mareos por compresión de la vena cava, por lo que no debe hacerse ejercicio en esta posición.

Subir

Dra. Inés Bombí
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico consultor de Advance Medical