Mujer

El embarazo

imprimir

Cambios fisiológicos en la madre

El primer cambio que notará la gestante es la falta de menstruación frecuentemente acompañado por un aumento de la turgencia y del tamaño de las mamas por su inicio a la preparación para la lactancia. Notará también un aumento del tamaño y un oscurecimiento de la areola y del pezón, además de un aumento en la sensibilidad. La areola mamaria tiene tendencia a oscurecerse más. A partir del segundo mes en la palpación pueden notarse nódulos en las mamas.


Las náuseas y los vómitos son frecuentes en primer trimestre, normalmente más intensos por las mañanas, pero en algunas mujeres pueden aparecer por las tardes. Estas náuseas suelen mantenerse hasta las 12-13 semanas de embarazo, en un porcentaje menor de gestantes hasta las 16 semanas y en las menos durante todo el embarazo. Las náuseas y vómitos pueden hacer perder peso al principio de la gestación sin que ello suponga un problema para el feto. El estreñimiento se produce por la disminución de los movimientos intestinales, desde el principio del embarazo debido al aumento de progesterona. La salivación profusa, el sabor metálico en la boca y la alteración de los sabores son síntomas de los que se desconocen las causas.

El útero aumenta de tamaño de forma gradual y al final del primer trimestre alcanza la sínfisis púbica, este crecimiento uterino puede producir molestias en el bajo vientre o sensación de pinchazos. Algunas mujeres refieren sensación de que les va a venir el periodo. El cuello uterino se ablanda desde el primer mes postconcepción y al estar más vascularizado puede sangrar más fácilmente con las relaciones sexuales. El crecimiento del útero comporta su presión sobre la vejiga urinaria, por lo que se produce un aumento en la frecuencia miccional.

Subir

Dra. Inés Bombí
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico consultor de Advance Medical