Mayores

Síndromes geriátricos

imprimir

Definición

Salud Mayores. Síndromes geriátricos. Estreñimiento. Definición

El estreñimiento es uno de los grandes síndromes geriátricos por su prevalencia, sus graves complicaciones y su importante incidencia en la calidad de vida del anciano.

Pese a ello, es muy difícil conocer la frecuencia real del estreñimiento, ya que no todos los ancianos con este síntoma acuden al médico, y a la inversa, muchos tienen una idea equivocada del ritmo intestinal normal. Todas estas circunstancias enmascaran los resultados de los estudios epidemiológicos e influyen también en el importante autoconsumo de laxantes entre los ancianos (30-50% de los ancianos los toman habitualmente o esporádicamente).

Aun así, se sabe que el estreñimiento es uno de los problemas más frecuentes entre las personas de edad avanzada, de forma que lo sufren entre un 2 y un 12% de los mayores de 65 años que viven en la comunidad y hasta un 80% de los institucionalizados. Dichos porcentajes aumentan exponencialmente con la edad. Asimismo, es más frecuente en mujeres que en hombres, en una proporción de 2 a 1.

El estreñimiento puede ser agudo (disminución brusca y de corta duración de la frecuencia de deposiciones o del esfuerzo defecatorio) o crónico. Los criterios diagnósticos para el estreñimiento crónico son los siguientes:

Debe incluir todos los siguientes y durante los últimos 3 meses:

  •  Debe cumplir 2 o más de lo síntomas siguientes:
    • Esfuerzo defecatorio excesivo en más del 25% de las ocasiones.
    • Heces duras en más del 25% de las ocasiones.
    • Sensación de evacuación incompleta en más del 25% de las ocasiones.
    • Sensación de bloqueo u obstrucción anorrectal en más del 25% de las ocasiones.
    • Maniobras manuales para facilitar la defecación (digitalización, sujeción del suelo pélvico) en más del 25% de las ocasiones.
    • Menos de 3 defecaciones por semana.
  • Raramente hace deposición sin el uso de laxantes.
  • No cumple criterios claros de síndrome de intestino irritable.

Boletín de Noticias Canal Salud

El estreñimiento, en el anciano no siempre es un proceso banal, ya que, además de las molestias subjetivas y de disconfort, puede acompañarse de múltiples complicaciones médicas, algunas de ellas potencialmente graves.

La complicación más frecuente es la impactación fecal o fecaloma, que es el acúmulo de heces en la ampolla rectal, muchas veces favorecida por la deshidratación de las heces por la reabsorción de agua. Otras complicaciones del estreñimiento pueden ser la anorexia, el empeoramiento del reflujo gastroesofágico por aumento de la presión intraabdominal, la patología anal como las hemorroides internas y externas, las fisuras anales o el prolapso de la mucosa anal, y la obstrucción intestinal. Las complicaciones más graves, además de la obstrucción, son el vólvulo de colon y la pseudoobstrucción de colon o síndrome de Ogilvie.

Una complicación poco frecuente pero que hay que conocer son las úlceras estercolares o estercoráceas, en la que las heces duras producen un decúbito sobre la mucosa colónica. Se pueden manifestar con rectorragia y en caso de infección de la úlcera con fiebre, dolor abdominal e incluso bacteriemia, con paso de bacterias del tracto intestinal al flujo sanguíneo.

En personas ancianas frágiles o con deterioro cognitivo el estreñimiento y la impactación fecal son causas a considerar cuando se presenta un cuadro de síndrome confusional o delirium.


Subir

Dra. Montse Queralt
Especialista en Medicina de Familia y Geriatría
Médico Consultor de Advance Medical