Pruebas Diagnósticas

Pruebas de laboratorio

imprimir

Gasometría arterial

Pruebas Diagnósticas. Pruebas de laboratorio. Gasometría arterial
Definición

La sangre es la responsable del transporte y la difusión de nutrientes a través del organismo. La sangre arterial circula desde los pulmones hacia los tejidos para aportar oxígeno. La sangre venosa, retorna a los pulmones desde los tejidos más distales y transporta principalmente dióxido de carbono, producto de deshecho de la respiración celular. De ello se deduce que la cantidad de oxígeno en sangre arterial será mayor que en sangre venosa y del mismo modo el dióxido de carbono disuelto en sangre venosa será superior que en sangre arterial.

En la función respiratoria intervienen los pulmones y el corazón. Cuando uno de estos elementos se lesiona se alterará la difusión de gases y la oxigenación celular. La gasometría es la exploración que permite cuantificar el oxígeno y dióxido de carbono en sangre arterial. Gracias a esta determinación es posible llegar al diagnóstico de problemas respiratorios, cardíacos o metabólicos que alteran la correcta circulación del oxígeno.

También permite determinar el grado de acidez o pH de la sangre, siendo útil para el diagnóstico de otras patologías como la cetoacidosis diabética, el shock séptico o la insuficiencia renal.

Pruebas Diagnósticas. Pruebas de laboratorio. Gasometría arterial
Cómo se realiza el estudio

El análisis se realizará en el ámbito hospitalario, en consultas o en laboratorios destinados a tal fin. Es frecuente el uso de anestésico local en el lugar de inserción de la aguja, aunque en ocasiones se podrá prescindir de su aplicación. La extracción la podrá realizar el personal médico o de enfermería. La aguja se inserta en la arteria radial, que se localiza en la región anterior o ventral de la muñeca. Se localiza la zona mediante la palpación del pulso. La punción de la arteria podría dar lugar a un espasmo del vaso o una oclusión por un trombo. Con el fin de evitar esta complicación se debe practicar el test de Allen, que consiste en una prueba sencilla en la que se colapsa la circulación de la mano mediante la compresión de las arterias de la mano, la arteria cubital y la radial, ambas localizadas en la muñeca. Al solicitar al paciente que cierre y abra la mano repetidamente la mano irá palideciendo. Al dejar de comprimir la arteria cubital, ubicada en la cara más medial de la muñeca, en un paciente sano recuperará la coloración habitual en unos 15 segundos. Si no se recupera el color normal se concluye que la circulación de la mano depende únicamente de la arteria radial por lo que se evitará poner en riesgo la circulación mediante una punción y por tanto se contraindicará la gasometría de la arteria radial.
 
Excepcionalmente, podrá puncionarse la arteria humeral a nivel del brazo si la circulación colateral es insuficiente o la anatomía no permite la identificación de la arteria radial, como sucede en algunos pacientes obesos.
 


Boletín de noticias Canal Salud

Preparación para el estudio

No requiere ninguna preparación. En pacientes que estén realizando tratamiento con oxígeno se les podría solicitar la retirada del oxígeno en los 20 minutos previos a la prueba, según criterio médico.
 

Qué se siente durante y después del estudio

Si se aplica anestesia local puede percibirse un picor o una sensación de ardor en la zona de aplicación. Si se opta por no aplicar ningún anestésico es posible que en el momento de puncionar la arteria se perciba una sensación similar a un calambre. Estas molestias remiten rápidamente.
 

Riesgos del estudio

Se trata de una exploración muy habitual en el ámbito hospitalario que en raras ocasiones presenta complicaciones. Las más habituales serán la presencia de hematoma en el lugar de punción, que remitirá en pocos días.
Una de las complicaciones más grave y temida es la oclusión completa de la arteria tras la punción y la isquemia de la mano. Su incidencia es escasa y puede evitarse en un gran número de casos si se ha tenido la precaución de valorar la correcta irrigación vascular de la mano mediante la permeabilidad de la arteria cubital (test de Allen).
 

Contraindicaciones del estudio

No presenta contraindicaciones absolutas. Se requiere especial precaución en pacientes en tratamiento antiagregante o anticoagulante por la mayor incidencia de hematomas o sangrado tras la punción.

Razones por las que se realiza el estudio

Se indicará la realización de la gasometría arterial en los pacientes en los que se precise completar el diagnóstico o realizar seguimiento de diferentes patologías que afecten a la correcta función respiratoria. La gasometría es útil para valorar la indicación de oxígeno a domicilio así como la necesidad de ventilación mecánica u otras medidas de soporte ventilatorio en pacientes con insuficiencia respiratoria.

Subir

Dr. Germán Delgado
Especialista en Medicina de Familia
Médico consultor de Advance Médical