Enfermedades

Endocrinología y nutrición

imprimir

Hipoaldosterosnismo

¿Qué es?

El hipoaldosteronismo es el trastorno producido por la falta de la hormona aldosterona, que es fabricada por las glándulas suprarrenales.

¿Cómo se produce?

La aldosterona es una hormona que cumple su función básicamente en el riñón donde retiene sodio y elimina potasio, a la vez que aumentan el volumen circulante de líquido en la sangre (hipervolemia).

El riñón, frente a estímulos como poca cantidad de sangre o la disminución del sodio en sangre libera renina, que actúa sobre una proteína en sangre liberada por el hígado, el angiotensinógeno. Por acción de la renina sobre el angiotensinógeno se produce la angiotensina I, que por efecto del ECA (proteína que está en las arterias pulmonares), produce angiotensina II. La angiotensina II estimula la producción de aldosterona por las glándulas suprarrenales.

Las causas por las cual se produce un déficit de la aldosterona son variadas. Unas involucran a alteraciones de las propias glándulas suprarrenales, que puede ser producido por un trastorno hereditario que impide la síntesis de aldosterona, o adquirido en pacientes tratados crónicamente con heparina o derivados. Otras son por causas externas a las glándulas suprarrenales; en este caso la forma más frecuente suele ser secundaria a trastornos renales como la insuficiencia renal y la neuropatía diabética que originan un hipoaldosteronismo hiporreninémico (con niveles de renina disminuidos); también se pueden observar en casos de extirpación de un adenoma de las glándulas suprarrenales.

Síntomas

La mayoría de los síntomas son debidos al efecto que el déficit de aldosterona tiene sobre la regulación de los niveles de sodio y potasio. En general, la manifestación común a todos ellos es la imposibilidad del paciente para producir aldosterona adecuadamente en respuesta a la restricción de sal.

Como unos niveles normales de aldosterona producen retención de sodio y pérdida de potasio en el riñón, en el hipoaldosteronismo se va a presentar el efecto contrario, ocasionando un aumento de los niveles de potasio. Este aumento de potasio se acentúa además cuando se reduce el sodio ingerido en la dieta por restricción de sal. La hiperpotasemia se manifiesta como alteraciones musculares y cardíacas: sensación de hormigueo y acorchamiento, debilidad muscular e incluso parálisis, parada respiratoria, y arritmias cardíacas que pueden llegar a ser graves y ocasionar paro cardiaco.

Diagnóstico

El diagnóstico comienza por la detección de las alteraciones en sangre. La manifestación común a todas las formas de hipoaldosteronismo es la incapacidad para aumentar adecuadamente la secreción de aldosterona en respuesta a la restricción de sal. La mayoría de los pacientes tienen bajada de potasio que no tiene una justificación clara y que se acentúa al reducir la ingestión en la dieta de sodio. En los casos graves hay pérdida de sodio por la orina con ingestión normal de sal, mientras que en las formas más leves sólo hay pérdidas excesivas de sodio por la orina durante la restricción de sal.

En las determinaciones analíticas más complejas encontramos unas cifras bajas de aldosterona y variables de renina, según las causas.

Tratamiento

El tratamiento consiste en corregir el déficit de aldosterona y las alteraciones del potasio.

En el Hipoaldosteronismo con renina baja, si el exceso de potasio es leve y asintomático no suele precisarse tratamiento. En formas severas se da fludrocortisona. En las formas congénitas se administran suplementos de sal y fludrocortisona.

Si la hiperpotasemia es severa se aconsejan diuréticos como la hidroclorotiazida y furosemida (que eliminan potasio por la orina).

Medidas preventivas

No existen medidas que prevengan estos trastornos. Se sospechará cuando en un individuo exista un aumento de potasio en sangre sin causa aparente de la misma.

Subir

Dr. José Félix Meco
Especialista en Medicina Interna
Médico consultor de Advance Medical