Enfermedades

Aparato respiratorio

imprimir

Insuficiencia respiratoria crónica

Su salud. Algo que nos importa de verdad.

Calcule su seguro o llame al 902 03 02 03.

Comienzo del artículo:
Qué es

La función del aparato respiratorio es la de obtener oxígeno del aire ambiente y aportarlo a la sangre así como la de expulsar el dióxido de carbono (CO2) originado en el metabolismo de los distintos órganos y sistemas y trasportado a través de la sangre a los pulmones. Un fallo en esta función implica una insuficiencia del aparato respiratorio.

Así la insuficiencia respiratoria es el fracaso del aparato respiratorio en su función de intercambio de gases, necesaria para la actividad metabólica del organismo. Se denomina cónica cuando ocurre de forma mantenida en el tiempo a lo largo de un largo periodo de tiempo.

Cómo se produce

Los mecanismos de producción de la hipoxemia arterial (baja oxigenación de la sangre) son los mismos que en la insuficiencia respiratoria aguda. Esto es, existe un compromiso del intercambio gaseoso bien por alteraciones en la ventilación, perfusión o difusión de estos gases a nivel pulmonar.

Entre las causas:

1) Alteraciones del control de la ventilación por fármacos, infecciones cerebrales y otras enfermedades del sistema nervioso central.

2) Alteraciones de los músculos y nervios de la caja torácica por traumatismos y tumores medulares y otras enfermedades neuromusculares como Miastenia gravis, Esclerosis lateral amiotrófica (ELA), entre otras...

3) Alteraciones de las estructuras torácicas por Obesidad, deformidad de la pared torácica, lesiones pleurales crónicas

4) Enfermedades de las vías aéreas superiores por Síndrome de apnea obstructiva del sueño o difusión orgánica o funcional de las cuerdas vocales

5) Enfermedades de las vías respiratorias bajas y pulmonares por Enfermedades con obstrucción crónica (bronquitis crónica, enfisema, asma, bronquiectasias, mucoviscidosis o fibrosis quística); Enfermedades pulmonares intersticiales difusas (neumoconiosis, colagenosis...); Enfermedades vasculares pulmonares (hipertensión pulmonar, malformaciones arteriovenosas pulmonares...); Resección quirúrgica del parénquima pulmonar...

6) Cardiopatías cianosantes congénitas

Sintomatología

Los datos clínicos ayudan a sospechar la presencia de insuficiencia respiratoria, distinguir entre insuficiencia respiratoria aguda y crónica, averiguar su mecanismo de producción y conocer la existencia de complicaciones asociadas.

En general presenta los mismos síntomas que la insuficiencia respiratoria aguda aunque de una forma más larvada y por lo tanto mejor tolerada. También puede presentar síntomas derivados de los mecanismos de compensación como dolor de cabeza (por vasodilatación y aumento del CO2). Los pacientes con insuficiencia respiratoria crónica pueden, no obstante, reagudizarse, por lo que se deben valorar:

1) La existencia de dificultad respiratoria (disnea) que es el síntoma principal, su tiempo de evolución, la tolerancia del paciente y la asociación de dificultad respiratoria en tumbado (ortopnea) o aparición de dificultad respiratoria brusca durante la noche (disnea paroxística nocturna)

2) Otros síntomas como tos, expectoración, hemoptisis (esputo sanguinolento), sibilancias (pitos) audibles, dolor torácico que aumenta con la respiración (dolor pleurítico) o fiebre que pueden orientar a sobreinfección.

3) Hábitos tóxicos, especialmente tabaquismo

4) Tratamiento con fármacos depresores del centro respiratorio como benzodiacepinas.

5) Síntomas asociados de disfunción neuromuscular (nervios y sistema músculo-esquelético implicados en los movimientos respiratorios) o de síndrome de apnea del sueño

6) Historia laboral u ocupacional (trabajo en minas de carbón, antracitas, madereros...) o manipulación previa de la vía aérea superior.

Diagnóstico

La exploración física tiene baja sensibilidad y especificidad para el diagnóstico de insuficiencia respiratoria, aunque sí es de utilidad en su diagnóstico causal. Se debe hacer especial énfasis en datos como la presencia de cianosis (coloración azulada de las partes más distales), acropaquias (dedos en palillo de tambor, ensanchados en la falange terminal), alteraciones en la forma de la caja torácica, así como en la auscultación pulmonar y cardiaca que nos orientan hacia la causa de la insuficiencia respiratoria.

El resto de exploraciones complementarias que pueden realizarse son las mismas que en la insuficiencia respiratoria aguda: gasometría arterial. Radiografía de tórax, análisis de sangre, electrocardiograma, pruebas de función respiratoria, TAC, fibrobroncoscopia, arteriografía pulmonar etc.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es mejorar la calidad de vida como la supervivencia, mediante el control del deterioro funcional y la prevención y tratamiento de las complicaciones con mínimos efectos secundarios.

El abandono del tabaco junto con la oxigenoterapia, son las únicas medidas que han demostrado mejorar la supervivencia.

Es importante la educación del paciente y su familia que ayuda al correcto cumplimiento del tratamiento.

Se recomienda la vacunación antigripal anual. La reducción de las secreciones se consigue con el abandono del tabaco y evitando otros irritantes. Los líquidos orales y los aerosoles sólo son útiles si hay deshidratación. Los mucolíticos y antioxidantes no han demostrado su valor. Puede ser útil la fisioterapia respiratoria.

La rehabilitación mejora la tolerancia al esfuerzo y la calidad de vida.

El tratamiento antibiótico esta especialmente indicado en las agudizaciones moderadas o graves y debe iniciarse en presencia de al menos dos de los siguientes síntomas: fiebre, aumento de la dificultad respiratorio y/o cambios en las características del esputo. No obstante si no existen estos datos sugerentes de infección respiratoria no es necesario prescribir antibióticos.

El tratamiento farmacológico debe ser individualizado para cada paciente.

La oxigenoterapia crónica domiciliaria produce un incremento de la supervivencia y una disminución de los ingresos hospitalarios en los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica e insuficiencia respiratoria. Existe relación entre una mayor supervivencia y el número de horas de oxigenoterapia. En general se debe mantener al menos 16h diarias de oxígeno.

Medidas preventivas

En general depende de la causa de la insuficiencia respiratoria. En casos de exposición ambiental el abandono del trabajo o las medidas de protección laboral pueden evitar o al menos retrasar su aparición. Así mismo el abandono del hábito tabáquico es fundamental, sea cual fuere la causa de la insuficiencia respiratoria. Como se ha comentado anteriormente la vacunación antigripal puede evitar las complicaciones que empeoren la insuficiencia respiratoria

Subir

Dra. Montserrat Farrés Cuñado
Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria
Médico consultor de Advance Medical