Mayores

Geriatría y gerontología

imprimir

Introducción

Salud Mayores. Geriatría y gerontología. Farmacología geriátrica. Introducción

Los fármacos son unos de las principales herramientas terapéuticas de que dispone la medicina moderna junto con la cirugía, la rehabilitación y otras terapias. Los objetivos de una correcta utilización de la terapéutica farmacológica, a cualquier edad y en cualquier momento,  son la curación o prevención de enfermedades, el alivio o la reducción de síntomas y la mejoría la funcionalidad de los individuos.

Las personas mayores  tienen características especiales que hacen que el manejo de los medicamentos en ellos sea diferente que en los adultos de menor edad.
En primer lugar se ha de tener en cuenta los cambios biológicos que se dan con el paso del tiempo:

  • Disminuye la función de filtrado renal y de capacidad de metabolización de sustancias por parte del hígado, lo que hace que los fármacos tarden más tiempo en eliminarse del organismo, siendo mucho más largo su efecto, o bien se presenten cambios en su activación.
  • Disminución en la cantidad de masa magra del organismo, o lo que es lo mismo, la menor cantidad de proteínas, tanto en los músculos como en el suero sanguíneo, que hace que el trabajo de los fármacos que se unen a proteínas se vea alterado, sea por exceso o por defecto.
  • Disminución del agua corporal y aumento de la masa grasa, lo que varía la distribución de los medicamentos que se unen a las grasas (se acumulan más de lo previsto).
  • Disminución de los movimientos peristálticos del aparato digestivo y de la capacidad de absorción de ciertas sustancias, lo que provoca que se retrase la llegada de ciertos fármacos administrados por vía oral al torrente sanguíneo y de allí al órgano diana donde actúan.
     

En segundo lugar, los ancianos padecen de forma simultánea diversas enfermedades y procesos crónicos, es decir, lo que se conoce como pluripatología. Esto comporta que haya múltiples tratamientos farmacológicos simultáneos, lo que se denomina polifarmacia.

La polifarmacia (por convenio se habla en geriatría de su presencia a partir de 4 fármacos) comporta el aumento de las interacciones entre fármacos, de manera que sus efectos pueden potenciarse o verse dificultados o bien pueden darse efectos nuevos e inesperados. No obstante,   muchos pacientes se benefician del uso de múltiples medicamentos, por lo que actualmente se está redefiniendo la polifarmacia como la administración de más medicación de la clínicamente indicada (en exceso o innecesaria).
 


Salud Mayores. Geriatría y gerontología. Farmacología geriátrica. Introducción

Sin embargo éste no es el único problema que se da con el uso de fármacos; cabe destacar también el uso incorrecto de fármacos, habitualmente la administración de medicamentos que se ha comprobado que empeoran la funcionalidad de las personas mayores y aumentan la presencia de síndromes geriátricos, así como  la infrautilización de fármacos que se ha demostrado que son útiles, pero que no se administran o se dan a dosis inferiores por miedo o desconocimiento de su utilidad, aún en personas mayores.

La suma de estos factores puede facilitar la aparición de Reacciones Adversas a Medicamentos (RAM). Estas se definen como la respuesta inesperada, no pretendida ni  deseada o excesiva a un medicamento y que hacer que se suspenda el tratamiento o se modifique su dosis, que puede ser causa de ingreso hospitalario y que en cualquier caso complica el diagnóstico y pronóstico del  paciente.  Las RAM son causa de aproximadamente el 30% de los ingresos hospitalarios de las personas en edad geriátrica y pueden estar relacionadas con problemas como caídas, depresión, estreñimiento, confusión y otros muy relacionados con la dependencia de las personas mayores.

En muchos casos estas reacciones adversas pueden evitarse, si se tienen en cuenta antecedentes de reacciones similares, se controlan o monitorizan de forma correcta los fármacos administrados, se evitan fármacos con escaso valor terapéutico o aquellos contraindicados en personas mayores y se usan pautas de posología adecuadas a las características de los pacientes y siempre con tras evaluar correctamente la situación global.

Subir

Dra. Montse Queralt
Especialista en Medicina de Familia y Geriatría
Médico Consultor de Advance Medical