Mayores

La alimentación de personas mayores

imprimir

Nutrición parenteral

Salud Mayores. La alimentación de personas mayores. Otros tipos de nutrición.  Nutrición parenteral

La nutrición parental es el sistema de administración de los nutrientes directamente al sistema circulatorio, mediante un catéter inserto en una vena principal. Los motivos para usar este sistema son situaciones en las que hay imposibilidad de absorción de los nutrientes por vía digestiva (obstrucción intestinal, intestino corto, tumores digestivos, diarreas intratables), necesidad de reposo del aparato digestivo (fistulas entre el tubo digestivo y otros órganos, enfermedad inflamatoria intestinal), situaciones de gran consumo energético con poca posibilidad de administración enteral (grandes quemados, sida). Asimismo, se decide su uso cuando el problema nutricional se prevé de larga duración. 

Las formulas que se administran son mezclas calibradas de glúcidos, aminoácidos, ácidos grasos, minerales, proteínas y agua. Para el cálculo se valoran las necesidades nutricionales del paciente, el gasto energético y si es preciso un aumento de peso o sólo mantener un correcto estado nutricional. 

El método de administración es mediante un catéter en una vena de gran calibre y flujo, a fin de evitar flebitis, trombosis, y dolor en la zona. El catéter debe estar colocado en una zona de fácil acceso para su control por el equipo sanitario o los cuidadores e interferir lo menos posible en la movilidad del paciente. Los tipos de catéter más usados son los tunelizados y los reservorios subcutáneos o Port-a-Cath. El sistema de administración de la formula de alimentación es por bomba de infusión, a lo largo de 12h, preferiblemente las nocturnas para interferir lo menos posible con las actividades del paciente (deambulación, traslados, rehabilitación, etcétera).

Las complicaciones pueden ser mecánicas (obstrucción del catéter, trombosis, problemas de la bomba de infusión), metabólicas (sobrecarga de líquidos, hiperglucemias, hígado graso), o infecciosas por afectación del catéter. 

Los cuidados de la nutrición parenteral se refieren a la preparación y administración de la solución por la bomba de infusión, que será diferente en cada paciente. También son relevantes los cuidados del catéter y del punto de inserción (desinfección, evitación de trombosis, control de complicaciones), y por supuesto cuidados generales, como los de la boca (se debe extremar la higiene e hidratación, ya que no hay el estímulo de la ingesta normal). 

Pese a todo el proceso diagnostico del problema y a la colocación de la alimentación parenteral, una vez controlada la nutrición y si se comprueba que no hay complicaciones ni de la técnica ni del estado patológico del enfermo, es posible administrar la nutrición parenteral en el domicilio. De esta manera es posible mantener al paciente en su ambiente, con todos los beneficios que se derivan de ello (disminución de las infecciones intrahospitalarias o mejoría de la calidad de vida, entre otras). Sin embargo, es necesario un exhaustivo control por parte del equipo nutricional del hospital, de los médicos especialistas y de los médicos de cuidado domiciliario y de atención primaria, que han de trabajar en equipo en cada caso. Los cuidadores del paciente y éste mismo han de estar entrenados en la administración de la solución de nutrientes, solución de problemas básicos, control de peso, calculo de entradas y salidas de líquidos, control de constantes vitales y saber en qué situaciones han de alertar al equipo médico.

De interés

La nutrición parenteral, tanto hospitalaria como en domicilio, puede ser aplicada en pacientes geriátricos, que son los que en mayor número presentan las condiciones patológicas que puedan necesitar este tipo de técnica. La edad no debería ser el único factor limitante para la alimentación parenteral, sino que debe valorarse junto con el estado general, la fragilidad, las enfermedades que coexistan, las posibilidades de recuperación o mantenimiento, el estado cognitivo, etc. Es en estas situaciones que la valoración geriátrica integral ha de ayudar a la decisión de la aplicación de este tipo de nutrición en pacientes geriátricos.
 

Subir

Dra. Montse Queralt
Especialista en Medicina de Familia y Geriatría
Médico Consultor de Advance Medical