Nutrición y Salud

Ingestas recomendadas

imprimir

Objetivos nutricionales

Los objetivos nutricionales tienen como finalidad promover la salud, reducir el riesgo de desarrollar patologías relacionadas con la alimentación y controlar enfermedades específicas causadas por una ingesta excesiva o insuficiente de ciertos alimentos.

A diferencia de las ingestas recomendadas, que hacen referencia a individuos sanos y se expresan por grupos de edad, sexo y situación fisiológica (embarazo, lactancia..), los objetivos nutricionales son iguales para toda la población, se expresan como ingestas medias para toda la población y no como guía orientativa a nivel individual.

También se diferencian en que las ingestas recomendadas se establecen por sociedades científicas, que formulan las recomendaciones a través de cantidades de nutrientes al día, es decir, indican las necesidades diarias de cada nutriente. En cambio, los objetivos nutricionales se basan en evidencias, ya que el valor recomendado representa la ingesta media para el mantenimiento de la salud de la población y se expresan a través de porcentaje óptimo, grupos de alimentos o hábitos.

Un ejemplo nos podrá aclarar las diferencias de los objetivos nutricionales y las ingestas recomendadas. En la población española un objetivo nutricional es conseguir que nuestra cifra de colesterol en sangre no sea superior a 200 mg/dl. Para conseguir este objetivo se recomienda no consumir más del 7% de grasa de origen animal de toda la grasa que podamos ingerir en un día y no comer más de 200 mg de colesterol (que es la cantidad de colesterol que tiene la yema de un huevo pequeño).


Boletín de Salud

Para lograr unos objetivos nutricionales se necesitan unas recomendaciones fáciles y comprensibles. Las guías dietéticas representan la forma práctica de alcanzar los objetivos nutricionales por la población. Deben tener en cuenta el patrón de consumo alimentario habitual de la zona y se debe indicar los aspectos que sería deseable modificar. Se deben expresar en términos de alimentos.

Según el análisis de los hábitos alimentarios de la población española, los objetivos nutricionales están orientados a reducir la probabilidad de desarrollar enfermedades degenerativas o crónicas y son los siguientes:

  • Realizar una alimentación variada, ya que así aumenta la probabilidad de cubrir todas las ingestas recomendadas de nutrientes.

  • Reducir el consumo de grasas, lo que evitaría el aumento de obesidad.

  • Adecuar la ingesta calórica al gasto energético y al mantenimiento del peso corporal.

  • Aumentar la práctica de ejercicio físico.

  • Aumentar el consumo de fibra a través de cereales, legumbres, verduras y frutas.

  • Reducir el consumo de sal ya que un exceso se relaciona con la hipertensión arterial.
  • Moderar y, en algunos casos, evitar el consumo de alcohol.

 

Subir

Dr. José Félix Meco
Especialista en Medicina Interna
Medico consultor de Advance Medical

Deborah Blasco
Enfermera especialista en Nutrición
Enfermera consultora de Advance Medical