El niño

Monográficos infantiles

imprimir

Prevención y eliminación de los piojos

LO QUE DEBES SABER...
  • Los piojos colonizan principalmente las cabezas de los niños de 3 a 11 años.
  • Signos de infestación: picor en la cabeza, hipersensibilidad de la piel, lesiones del rascado, irritabilidad…
  • Tratamiento: pediculicidas, eliminación mecánica manual de piojos y liendres, y medidas ambientales para evitar una futura infestación.

 

Introducción

Cualquiera que esté en contacto cercano con otra persona que ya tiene piojos corre mayor riesgo de infestarse, pero los niños son, sin duda, los que con mayor frecuencia se ven «colonizados» por este molesto parásito, especialmente entre las edades de 3 a 11 años.

El porqué hay que buscarlo en el tipo de actividades que los más pequeños realizan y en la estrecha interacción que mantienen entre ellos para realizarlas (en particular, el contacto cabeza con cabeza). El piojo se desplaza caminando de una cabeza a otra, no vuela ni salta. Otros individuos de alto riesgo son todos los adultos directamente implicados en las actividades infantiles, ya sea por motivos profesionales (profesores, monitores, pediatras, etc.) o familiares.

En ocasiones se pueden adquirir piojos por contacto con prendas de vestir como sombreros, bufandas, abrigos y otros artículos de uso personal (toallas, cepillos, etc.) que pertenezcan a una persona infestada. Ni la higiene personal, ni la limpieza en el hogar o en el colegio tienen nada que ver con la infestación de piojos en una persona; de hecho, se dice que prefieren los cabellos limpios. Las niñas tienen una mayor predisposición, sin que se conozca exactamente la causa. Se sabe que los piojos no presentan preferencias en cuanto tipo, color y longitud del pelo.

 

Salud Niño. Monográficos infantiles. Prevención y eliminación de los piojos
¿Cuáles son los signos y síntomas de la infestación por piojos?
  • Picazón en la cabeza, incluso por la noche cuando el niño está dormido, debido a las secreciones liberadas por el piojo cuando succiona.

  • Hipersensibilidad de la piel y reacción inflamatoria causada también por la saliva del piojo.

  • Lesiones derivadas del rascado (erosiones cutáneas, costras, etc.).

  • Infecciones por bacterias de las lesiones provocadas por el rascado.

  • Inflamación de los ganglios en la zona del cuello y especialmente en la nuca, coronilla y detrás del pabellón de las orejas.

  • Irritabilidad, malestar, dolores de cabeza, febrícula, etc.

 

 

monográficos infantiles-piojos
¿Cómo se diagnostica la infestación?

La infestación se puede diagnosticar al mirar de cerca el cuero cabelludo en busca de liendres o piojos adultos. Estos últimos no son fáciles de encontrar debido a que huyen de la luz y se mueven con rapidez; en cambio, las liendres son más fáciles de ver. Las liendres aparecen a la vista como unos puntitos blancos o marrón amarillento, adheridos fuertemente al cabello, de forma que cuesta desprenderlas. Las distinguiremos de la caspa porque ésta se separa del pelo con facilidad.

Hay que buscar las liendres especialmente en la nuca y detrás de las orejas, cerca del cuero cabelludo (a varios milímetros de la raíz del pelo).

La búsqueda de piojos adultos se ve facilitada si el cabello está húmedo, ya que los movimientos del parásito son más torpes. Se puede poner una toalla blanca sobre los hombros para ver mejor los piojos que vayan cayendo.

 

¿Cuál es el tratamiento para eliminar los piojos?

Para conseguir un tratamiento eficaz deberemos realizar tres medidas básicas:

  • Tratamiento con pediculicidas

  • Eliminación mecánica manual de piojos y liendres

  • Medidas ambientales para evitar la transmisión y reinfestación.

Tratamientos

Dentro de los pediculicidas podemos distinguir dos grandes grupos por su modo de actuación: los pediculicidas químicos (los más utilizados clásicamente) y los pediculicidas de acción física. Los primeros se aplican siempre sobre el pelo en seco, acompañándose de la eliminación manual de los piojos y liendres. Las cremas y lociones son más eficaces que los champús que se diluyen en agua. Tras dejar actuar el producto, deben lavarse el cabello con el champú habitual, peinarlo y dejar secar al aire.

Los pediculicidas sólo deben utilizarse en los casos en los que haya infestación, puesto que su principal y única misión radica en eliminar el parásito. No deberán utilizarse para prevenir posibles infestaciones, tanto por los posibles efectos secundarios derivados de la aplicación de alguno de sus compuestos como por la posibilidad de creación de resistencias a los tratamientos.

Los pediculicidas de acción física son insecticidas cuyo mecanismo de acción presenta un fundamento físico: eliminan el piojo sin crear resistencias ni causar efectos nocivos. Formulados a base de siliconas, su actividad radica en el bloqueo del piojo porque encapsula totalmente al parásito. Para asegurar la efectividad del tratamiento, la aplicación del preparado debe repetirse transcurridos siete días tras la aplicación de la primera dosis. De esta forma se actúa sobre los piojos que hubieran podido eclosionar de las liendres existentes durante la primera fase del tratamiento. El tiempo de permanencia del preparado sobre el cabello y cuero cabelludo para obtener máxima efectividad debe ser de 8-12 h.

Los pediculicidas, ya sean químicos o de acción física, sólo deben emplearse en caso de infestación, pero nunca como método de prevención

Las preparaciones se caracterizan por ser inodoras e incoloras. Por ello el usuario las acepta bien, son fáciles de aplicar y carentes de ingredientes potencialmente irritativos, por lo que resultan formulaciones adecuadas y muy bien toleradas por pacientes asmáticos, bebés y niños de corta edad, mujeres embarazadas y lactantes o cualquier persona que tenga problemas dermatológicos (pieles sensibles).

La eliminación mecánica manual normalmente está considerada como una medida complementaria al tratamiento químico de la infestación, ya que además del tratamiento con el pediculicida, se debe realizar siempre un peinado con un peine de púas estrechas o lendreras. Es conveniente realizar este peinado cada 3 o 4 días durante al menos dos semanas.

 


Suscripción boletín canalSALUD

Respecto a las medidas ambientales, se debería lavar la ropa de cama e interior con agua bien caliente (50º C); si la naturaleza de la prenda no permite esta operación, se recomienda limpiarlas mediante calor seco, vaporizarlas con un insecticida y mantenerlas aisladas en un compartimiento o bolsa impermeable durante varios días; se deberán poner en remojo de alcohol o de champú contra los piojos los utensilios relacionados con el cuidado del cabello, como peines, cepillos, pasadores, diademas gomas y cintas de pelo, durante 30 minutos o también puede sumergirlos en agua hirviendo durante 10 minutos.

Y pasar la aspiradora por todas las alfombras y moquetas, así como por los tapizados (tanto de la casa como del coche).

 

Subir

Servicio de Prevención Mancomunado de MAPFRE