Mujer

La sexualidad femenina

imprimir

Métodos permanentes

Dentro de los métodos anticonceptivos podemos hacer varias clasificaciones, según las necesidades de cada pareja. A la hora de recurrir a uno u otro es importante tener claro si se querrá descendencia en el futuro o no. Sólo en este último caso se realizará una esterilización (o método definitivo).

LO QUE DEBES SABER...
  • Tres opciones: ligadura de trompas, dispositivo Essure y vasectomía.
     
  • Son: métodos quirúrgicos que seccionan o sellan los conductos que llevan los espermatozoides u óvulos.
     
  • Tenerlo claro: antes de realizar una esterilización definitiva se debe estar absolutamente convencido de que no se quieren (más) hijos en un futuro.
     
Si hay dudas…

Entre las parejas que desean hijos en un futuro o bien que no tienen claro cuáles serán sus deseos más adelante, pueden utilizarse varios métodos anticonceptivos reversibles, es decir, que una vez retirados permiten restablecer la fertilidad. El más utilizado es el preservativo. Entre los métodos hormonales encontramos la pastilla anticonceptiva, el parche, el anillo vaginal o el implante subdérmico. El dispositivo intrauterino es otro método anticonceptivo reversible, ya que tanto el DIU de cobre como el que lleva hormonas una vez retirados restablecen la fertilidad con normalidad.

Temas de Salud.  Mujer. La sexualidad femenina.  Planificación familiar. Métodos permanentes
Los métodos definitivos

Antes de hacer una esterilización (o método definitivo) se debe estar absolutamente convencido de no querer hijos en un futuro. La esterilización definitiva siempre es un método quirúrgico, que consiste en la sección o sellado de los conductos que llevan los espermatozoides o los óvulos. Actualmente existen tres opciones:

  • Ligadura de trompas

    La ligadura de trompas consiste en la sección o sellado de las trompas de Falopio de forma que se impide la llegada de los espermatozoides al óvulo.
    Se requiere una anestesia general, y lo más frecuente actualmente es realizarla por laparoscopia, es decir, insuflando aire en la cavidad abdominal para una correcta visualización de los órganos internos, colocando una pequeña cámara a través de una incisión debajo del ombligo y una o dos pinzas a través de sendos orificios un poco por encima del pubis. Con estos instrumentos pueden colocarse unas pequeñas grapas que colapsen la trompa de Falopio o bien realizar una pequeña quemadura y posterior sección de las trompas que también las inutiliza.

    La intervención dura aproximadamente entre 15 y 30 minutos y suele requerir 12-24 horas de ingreso hospitalario más 5-7 días de recuperación domiciliaria. En ocasiones se realiza en el momento de una cesárea aprovechando la intervención quirúrgica o más raramente en un postparto.

    Este método tiene la ventaja de ser inmediato y de no ser hormonal, por lo que no produce desórdenes del ciclo, y de tener una eficacia de casi el 100%.

    Los inconvenientes son la anestesia general y estancia hospitalaria necesarias, la recuperación posterior, que aunque no suele ser complicada sí que es recomendable.

    En el caso de que la mujer decidiera posteriormente tener un hijo podría someterse a una fecundación in vitro, pero de entrada no debe realizarse en mujeres que duden en una posterior maternidad.
     
  • Vasectomía

    La vasectomía consiste en la obturación de los conductos deferentes, que son los conductos que llevan los espermatozoides a las vesículas seminales para ser expulsados durante la eyaculación.

    La intervención se realiza con anestesia local, realizando una pequeña incisión en la piel del escroto y cauterizando y cortando los conductos deferentes. La duración de la intervención es de unos 15 minutos aproximadamente y se remite al paciente a domicilio sin precisar ingreso en el hospital. Se recomienda utilizar después ropa interior ajustada o un suspensorio unos días para evitar molestias.

    La ventaja de esta técnica sobre la ligadura tubárica es la sencillez de la técnica y el uso de anestesia local en vez de general sin necesidad de ingreso hospitalario.

    El efecto anticonceptivo no es inmediato y se precisa de un control posterior para la comprobación de la desaparición de los espermatozoides en el eyaculado.

    Si el varón decide restablecer la fertilidad en algunos casos es posible la reintervención, pero no siempre se consigue, dependiendo sobre todo del tiempo transcurrido desde la esterilización.
     
  • Essure

    El dispositivo Essure es un muelle compuesto de titanio y acero, de unos 4 cm de longitud, que se coloca en el interior de las trompas de Falopio para inutilizarlas.

    La colocación se realiza por histeroscopia, con una pequeña cámara que se introduce a través de la vagina y del cuello del útero. Se introduce un muelle en cada trompa y éste se expande. Es una intervención ambulatoria y la paciente puede volver a su casa el mismo día de la colocación.

    Este dispositivo no es efectivo de inmediato ya que precisa que se produzca una reacción de fibrosis que taponará el paso de los espermatozoides por las trompas. Al cabo de unos tres meses de la colocación se comprueba que los muelles estén bien colocados.

    Es un método absolutamente irreversible ya que los muelles no pueden retirarse y serían un factor de riesgo en caso de embarazo.

Subir

Dra. Inés Bombí
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico consultor de Advance Medical