Pruebas Diagnósticas

Pruebas digestivas

imprimir

Prueba del aliento

Nombres alternativos

Test de la 13C-urea, test para Helicobacter pylori.

Pruebas Diagnósticas. Pruebas digestivas. Prueba del aliento
Definición

El Helicobacter pylori es una bacteria ampliamente extendida. Su infección se adquiere habitualmente en la infancia. Se estima que el 30-80% de la población adulta está infectada. Aunque el Helicobacter pylorii no produce por sí mismo ningún síntoma digestivo, sí que desempeña un papel fundamental en la génesis de diversas enfermedades gástricas como la úlcera péptica y la gastritis crónica. También parece ser un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer gástrico.

Se dispone de diversas técnicas que permiten diagnosticar la presencia del Helicobacter pylori y de valorar su erradicación tras un tratamiento adecuado. Una de las pruebas más utilizadas es el test de aliento con 13C-urea. Se basa en la capacidad del Helicobacter pylori para transformar la urea. Para realizar la prueba se administra una solución con urea marcada con un isótopo no radioactivo: el carbono 13. En presencia del Helicobacter ylori la urea marcada es transformada en dióxido de carbono (CO2) y amoníaco (NH3). El CO2 marcado se absorbe, pasa a la sangre y es eliminado en forma de aire espirado a través de los pulmones.

Mediante aparatos especialmente diseñados se puede detectar el CO2 marcado en el aire espirado y confirmar la presencia de la bacteria.
La infección por Helicobacter pylori puede tratarse mediante el empleo de antibióticos. Con ello se elimina la infección y se cura la úlcera en alrededor de un 80% de los casos. Si la bacteria no ha podido ser eliminada, la úlcera reaparece después de un corto período de tiempo en la mayoría de la gente.

Cómo se realiza el estudio

El test se realiza ambulatoriamente. No es preciso el ingreso. Mientras se está realizando la prueba, el paciente estará sentado. En una primera fase se realiza una determinación basal, en la que deberá soplar de forma continua en el interior del contenedor de muestras, que será cerrado inmediatamente. Posteriormente se le suministra la solución de prueba, generalmente con sabor a limón, que contiene 13C-urea. Después de la ingestión, el paciente se enjuagará la boca varias veces con agua con el fin de eliminar cualquier resto de la solución. El paciente cambiará de posición, se colocará del lado izquierdo durante 5 minutos y posteriormente permanecerá sentado hasta el segundo muestreo. Transcurridos 20 minutos se recogerá la segunda muestra respiratoria.

Las muestras pueden ser analizadas inmediatamente o bien ser remitidas al laboratorio de referencia para su análisis. Tras la prueba el paciente puede regresar a su domicilio.

Pruebas Diagnósticas. Pruebas digestivas. Prueba del aliento
Preparación para el estudio

El paciente debe realizar ayuno durante las 8 horas previas a la prueba. Debe informar al médico de la medicación habitual. En caso de consumir antiácidos es necesario interrumpir dos semanas antes aquellos que corresponden al grupo de los IBP (omeprazol, lansoprazol, esomeprazol, pantoprazol). En caso estar en tratamiento con antibióticos la prueba deberá diferirse un mínimo de un mes tras finalizar el tratamiento.

Qué se siente durante y después del estudio

Es totalmente indolora y no genera molestias.

Riesgos del estudio

Se trata de una prueba segura. Utiliza un isótopo de carbono natural, no radioactivo, por lo que puede ser repetida, incluso en mujeres embarazadas. En menos del 0,1% de los casos puede presentarse distensión abdominal, diarrea y malestar epigástrico.

Contraindicaciones del estudio

No contiene contraindicaciones.


Razones por las que se realiza el estudio

La erradicación del Helicobacter pylori se asocia a una mejoría de síntomas digestivos, sin embargo no está claro que esté indicado hacer el test del aliento a todos los individuos con dispepsia. Puede ser recomendable realizar el estudio en los siguientes casos:

  • Pacientes con síndrome ulceroso o historia de úlcera sin tratamiento previo.
  • Confirmar la erradicación del H. pylori en pacientes tratados con antecedente o presencia de úlcera.
  • Confirmar la erradicación del H. pylori en pacientes con tratamiento antisecretor crónico y persistencia de síntomas.
  • Pacientes tratados con reaparición de síntomas.
  • Confirmación de la erradicación al menos 4 semanas después de finalizado el tratamiento erradicador.
     

Subir

Dr. Germán Delgado
Especialista en Medicina de Familia
Médico consultor de Advance Médical