Enfermedades

Reportajes

imprimir

¿Qué tipos de donantes existen?

Donante vivo

De riñón o de un segmento del hígado

Cuando un familiar de una persona predispuesta a la donación precisa un riñón, o está necesidad de un hígado y es HLA compatible se puede ofrecer a donar en vida un riñón o un segmento de su hígado. Siempre que se de la circunstancia que se puede garantizar la indemnidad psico-física del donante y del receptor, se puede proceder a su realización en la legalidad establecida para estos casos.

De tejido óseo (cabeza femoral, por ejemplo)

En una intervención de substitución de fémur por una prótesis artificial, se puede reservar el tejido óseo de la cabeza femoral para procesarlo para su utilización en futuros trasplantes en que se necesite masa ósea para reparar defectos óseos en otros pacientes HLA compatibles.

De médula ósea o progenitores hematopoyéticos de sangre periférica

Existen listas de espera de pacientes que para sobrevivir y curarse precisan un trasplante de células sanguíneas precursoras (anidadas en la médula ósea) que son las que se transforman en los glóbulos rojos, blancos y plaquetas que están en sangre periférica. También existen personas que sensibilizadas por esta situación se han hecho donantes y tienen tipado su HLA en el registro de médula ósea (REDMO) por si coincidiera con el de algún paciente a nivel mundial. Si se da este caso, se le comunica para que se pueda realizar la extracción de una cantidad adecuada de sus progenitores compatibles para infundírselos al paciente.

De cordón umbilical

Las embarazadas que estén concienciadas por este tema de la donación de las células medulares precursoras, tienen la oportunidad de solicitar donar el cordón umbilical en el momento del parto y una vez convenientemente procesado, es una fuente tan útil de progenitores hematopoyéticos como lo son los obtenidos de la medula ósea o la sangre periférica movilizada. Se tipa su HLA, se registra y se conserva indefinidamente en un banco de tejidos hasta que aparezca un paciente en cualquier parte del mundo con un HLA compatible al que se le trasplantará.

Donante cadáver

Es la que se realiza tras el fallecimiento de una persona. La muerte puede sobrevenir de dos formas distintas, bien por la muerte del cerebro (muerte encefálica) o por una parada cardio-respiratoria (muerte cardiaca).

Ambas implican la muerte irreversible de una persona.

Muerte encefálica

Es posible mantener latido cardiaco durante unas horas utilizando procedimientos mecánicos (ventilación asistida) y fármacos que permiten al corazón seguir latiendo, en definitiva mantener los órganos de un cadáver con sangre para poder efectuar la extracción.

Muerte cardiaca

Son personas que fallecen como consecuencia de una parada cardio-respiratoria, cuya causa suele ser un problema cardiaco o un traumatismo cráneo-encefálico muy grave que es el determinante de la parada cardiaca.

En este caso la certificación de muerte la realiza un médico intensivista tras comprobar la ausencia de latido cardiaco y de respiración espontánea durante un periodo no inferior a 5 minutos y tras haber realizado maniobras de RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) durante al menos 30 minutos.

En esta situación y a pesar de no recibir sangre los órganos aun es posible ser donante, aunque va a requerir de un proceso de donación mucho mas rápido pues de lo contrario se produciría un daño en los órganos que impediría que fueran validos para ser trasplantados.

De hecho durante muchos años los pacientes que fallecían de este modo no eran evaluados como posibles donantes, sin embargo en la actualidad y gracias a la labor conjunta de los Servicios de Emergencia Extra-hospitalarios y las Coordinaciones de Trasplantes Hospitalarias, muchas de las personas que fallecen de forma brusca e inesperada en la calle o en sus domicilios pueden llegar a ser donantes contribuyendo de manera muy importante a disminuir la necesidad de órganos para los pacientes que los necesitan.

Subir

Dr. Carlos Moreno Torres
Especialista en Nefrología
Médico consultor de Advance Medical