Salud dental

Tu dentista te ayuda

imprimir

Tratamiento de la halitosis

La mayoría de las causas de halitosis son de origen oral. Deberemos primero evaluar y tratar las posibles causas en la cavidad oral. Si no obtuviéramos los resultados esperados buscaríamos otras causas y aplicaríamos los tratamientos correspondientes.

  • Higiene oral

La higiene oral, en el tratamiento de la halitosis, se enfoca a la reducción de microorganismos de la cavidad bucal. La desinfección debe hacerse en todas las áreas de la boca, dientes, encías, lengua y mucosa oral. Esta reducción de los microorganismos en la cavidad oral se puede llevar a cabo mediante métodos mecánicos o químicos.

Métodos mecánicos

Van desde el cepillado dental, la remoción de la placa bacteriana y cepillado lingual, además de la limpieza de prótesis removibles en quienes las usen.

Cepillado, lo aconsejable es cepillarse los dientes después de cada comida principal (desayuno, almuerzo y cena).

Hilo dental

El uso del hilo dental evita la formación de placa bacteriana en la superficie de los dientes y elimina los restos alimenticios depositados a nivel interdental y entre diente y encía. La utilización del hilo dental y un cepillado interdental después de cada comida, es un tratamiento ideal, y si como mínimo se aplica dos veces al día, evita la formación de placa bacteriana. Si la encía sangra al pasar el hilo dental, puede haber enfermedad periodontal, que es una de las causas de mal aliento.

Prótesis removibles (de quita y pon).

Si no se realiza una higiene adecuada de las prótesis, se favorece la proliferación bacteriana en ellas. Es recomendable su limpieza con el cepillo dental después de cada comida y con los productos recomendados en cada caso una vez al día.

Limpieza lingual

La limpieza de la lengua es un elemento fundamental en la higiene oral. El refuerzo de la educación sanitaria en la necesidad de hacer este esfuerzo es fundamental. La lengua es la mayor fuente de halitosis. La remoción de restos de la capa superficial de la lengua disminuye significativamente la producción de compuestos sulfúricos volátiles que ocasionan olores nauseabundos, tanto en personas sanas como en que sufren enfermedad periodontal.

La higiene de la lengua es sencilla y puede realizarse con un limpiador lingual o con un cepillo de dientes. Se realizará el cepillado con suavidad para no ocasionar lesiones, pues la lengua es un órgano muy sensible. Se aconseja efectuarlo después de cada comida principal y de la manera siguiente: Se saca la lengua y se barre de adentro hacia fuera, lavando el instrumento con abundante agua antes de pasarlo nuevamente y repetir la operación en varias ocasiones.

Una vez aplicadas estos métodos mecánicos si aun persiste la halitosis pasaremos a combinarlos con tratamientos químicos.

Métodos de control químico de la halitosis

Los colutorios orales pueden ser un buen complemento de la higiene oral. Algunos colutorios orales contienen alcohol que puede tener un efecto adverso al provocar secundariamente irritación de la mucosa oral y sequedad de boca. Los colutorios que agregan agentes antibacterianos como triclosán, cloruro de zinc o clorhexidina son recomendables. Se ha observado que mediante el uso continuado durante 6 meses de clorhexidina hay una reducción del 50% de la flora aerobia y anaerobia responsables directas, de la halitosis. El uso de colutorios debe ser controlado por un odontólogo puesto que pueden producir como la clorhexidina, tinciones dentales. Debe restringirse la utilización de los colutorios son por prescripción facultativa.

  • Tratamiento odontológico

Si la causa es debida a una patología dental como una caries o absceso periapical se deberá aplicar el tratamiento correspondiente obturación o empaste. En el caso de absceso periapical debido a una caries avanzada se deberá realizar una endodoncia con tratamiento o no intercurrente con antibióticos y antiinflamatorios. La enfermedad periodontal se tratará con limpiezas orales, curetajes y técnicas quirúrgicas, sí termina siendo necesario. Estos tratamientos pueden conllevar la eliminación del mal aliento como síntoma de estas patologías.

Las obturaciones o empastes con defectos de contorno, se deben reemplazar, al igual que las prótesis fijas o removibles que estén defectuosas.

  • Tratamiento médico

El mal aliento puede ser síntoma de patologías extraorales en un 10% de los casos como: sinusitis, infecciones de vías respiratorias altas, bronquitis crónica, alteraciones gástricas, enfermedad del hígado o de los riñones y diabetes entre otras. Es importante tener en cuenta esta posibilidad, si no se puede encontrar una causa oral al mal aliento.Existen fármacos como antidepresivos y antihistamínicos que inciden sobre la producción de saliva que pueden facilitar consecuentemente la aparición de halitosis. El tratamiento más adecuado es contrarrestar los efectos secundarios que producen ingiriendo abundante líquido y estimulando la producción de saliva con chiles de xilitol, por ejemplo.

Hábitos

La eliminación del tabaco, café y bebidas alcohólicas contribuyen al tratamiento de la halitosis.

Subir

Dr. Xavier Vidal Ramón
Licenciado en Medicina y Licenciado en Odontología
Médico consultor de Advance Medical