El niño

Nutrición del niño

imprimir

Vitamina A

La Vitamina A ayuda a la formación y al mantenimiento de los dientes, huesos, mucosas y piel. También se llama retinol porque produce los pigmentos de la retina del ojo.

Esta vitamina ayuda a tener una buena visión, sobre todo cuando hay poca luz. Es una sustancia importante para la función reproductora (desarrollo de los espermatozoides y crecimiento de la placenta) y la lactancia.

Se encuentra en la leche entera y el hígado de algunos animales en forma de retinol. Los carotenoides son tintes de color oscuro que se encuentran en los vegetales y que se transforman en una forma de Vitamina A. Uno de los carotenoides más conocido es el betacaroteno que, además es un antioxidante.

Por lo tanto la Vitamina A es también un antioxidante muy potente que sirve para proteger a las células del daño causado por los radicales libres que contribuyen al desarrollo de ciertas enfermedades y procesos degenerativos como el envejecimiento.

Alimentos ricos en Vitamina A (retinol): huevos, leche y derivados, carne, hígado y aceite de hígado de bacalao.

El betacaroteno se encuentra en: zanahorias, melón, calabacín, naranja, albaricoque, brócoli, espinaca y en la mayoría de hortalizas de hoja verde.

Exceso de Vitamina A

También se llama hipervitaminosis A y es debido a tener demasiada Vitamina A en el cuerpo. Existen dos tipos de hipervitaminosis A:

  • Aguda: provocada por tomas un exceso de Vitamina A en un periodo corto de tiempo

  • Crónica: toma de un exceso de Vitamina A pero durante un periodo más largo.

Síntomas más frecuentes son:

  • Reblandecimiento de los huesos del cráneo (se llama craneotabes en los niños)

  • Osteoporosis

  • Visión borrosa en los niños

  • Dolor óseo y entumecimiento

  • Fontanelas muy grandes en los bebés

  • Disminución del apetito (anorexia)

  • Mareo, irritabilidad

  • Náuseas y vómitos

  • Visión doble

  • Somnolencia y fatiga

  • Dolor de cabeza (cefalea)

  • Impotencia en los varones

  • Cabello y piel frágiles: pérdida de cabello, piel seca y amarillenta o dermatitis seborreica

  • Hinchazón del tejido mamario en los hombres (ginecomastia)

  • Aumento del tamaño del hígado y el bazo (hepatoesplenomegalia)

Tomar demasiada Vitamina A durante el embarazo puede causar un desarrollo anormal en el feto y malformaciones.

El tratamiento comprende simplemente la suspensión del consumo excesivo de Vitamina A. La mayoría de casos se recuperan totalmente aunque, en ocasiones, pueden quedar secuelas: osteoporosis, retraso del desarrollo, daño hepático y renal o cáncer de próstata.

La mejor prevención es llevar una dieta equilibrada.

Déficit de Vitamina A

En algunos casos puede ser bebida Los síntomas más frecuentes son:

Susceptibilidad a padecer infecciones

El tratamiento consiste en dar Vitamina A hasta revertir el déficit.

Subir

Dra. Esther Martínez García
Especialista en Pediatría
Médico consultor de Advance Medical