Skip to Content

Señales de tráfico poco comunes

Señales de tráfico amontonadas.
Símbolos y colores que debemos estudiar de forma concienzuda en la autoescuela pero, que una vez aprobado el examen, solemos olvidar las menos frecuentes. Sin embargo, en cualquier momento podemos cruzarnos con una y no saber cómo actuar, por eso no está de más recordar algunas de ellas.
 

Señales de tráfico azules

Unas de las que más confusiones generan son las señales de tráfico azules. Este color se utiliza en indicaciones de información general que puede ser de utilidad; o en señales que avisan de la existencia de un servicio o un lugar de interés turístico cercano. Nunca son prohibiciones, aunque en algunos casos sí pueden indicar obligatoriedad: esto ocurre cuando son redondas.
 
Dentro de esta familia de señales hay algunas que, por ser menos comunes, son desconocidas por la mayoría de los conductores:
 
La señal R415 (un círculo azul en cuyo interior se observa un símbolo esférico naranja, una barra blanca horizontal con los extremos en vertical y dos líneas onduladas también blancas) indica que la calzada sobre la que se sitúa está destinada a vehículos que transporten productos contaminantes del agua. 
 
La señal R416 (vista frontal de un coche blanco con una llama naranja y negra en la parte superior) señala que es una calzada para vehículos que transporten mercancías explosivas o inflamables.
 
Las señales cuadradas y azules con un número en su interior (s7) revelan la velocidad máxima aconsejada, pero no la obligatoria, dos términos que suelen confundirse. Si aparecen dos números separados por un guion (s9), se recomienda ese intervalo de velocidades.
 
Las señales S26a, S26b y S26c indican la distancia a la que se encuentra la próxima salida. Si tiene una línea, ésta se encuentra a 300 metros, si tiene dos líneas, a 200, y si tiene tres, a 100 metros.
 
La señal S105a (un rectángulo vertical azul que alberga un cuadrado blanco en el que figura el símbolo de un surtidor negro delante de uno verde) nos avisa, únicamente de que hay un surtidor de carburante, además indica que hay un surtidor sin plomo.
 

Señales de tráfico que hay que descifrar

Hay determinadas señales tan elaboradas y con una información tan completa que cuesta trabajo descifrar o que, en el mejor de los casos, lleva un tiempo considerable hacerlo. Es el caso de la señal S21. Se trata de un rectángulo vertical azul con el nombre de un tramo o puerto de montaña, y debajo tres paneles que se completan con las señales S21.1, S21.2 y S21.3.
 
En el primer panel puede aparecer la palabra "abierto" o tener un color según el grado de transitabilidad de terreno: verde, amarillo, rojo o negro con la palabra "cerrado". El segundo panel irá siempre en blanco y, según el símbolo elegido, revelará aspectos como la prohibición de adelantar para camiones, entrada prohibida para camiones, limitación de velocidad máxima, obligatoriedad de uso de cadenas, etc. El tercer panel puede llevar una inscripción del lugar a partir del cual se aplican las indicaciones de los paneles anteriores.
 

Otras señales

La señal P5 (un triángulo con el símbolo de una base negra sobre la que se sostiene una línea en diagonal) avisa del peligro ante la proximidad de un puente levadizo.
 
La señal P33 muestra un triángulo en cuyo interior hay un coche sobre el que caen puntos negros. Muchos suelen confundir esta señal con una alerta por nieve o lluvia, pero en realidad avisa de que en dicho tramo hay una pérdida notable de visibilidad debido a una condición atmosférica.
 
La señal R4, un rombo amarillo con el marco blanco y una diagonal negra atravesándolo indica la proximidad de una zona en la que se pierde la prioridad respecto al coche que circula por la otra calzada.
 
Un círculo blanco con marco rojo y una horizontal negra en el medio (R200) prohíbe pasar por una determinada zona sin detenerse. Suele estar en aduanas, peajes, etc.
 
En definitiva, todas las señales de tráfico sirven para regular la circulación mediante prohibiciones, advertencias de peligro, indicaciones generales, señalizaciones de obras, etc. El respeto por estas normas ayuda a conducir de forma segura y reduce el número de accidentes de tráfico. Por eso, siempre hay que actualizar la información y volver a estudiar aquellas señales que hayamos olvidado.
 
Además, para fomentar la seguridad al volante es obligatorio viajar con un seguro de coche.
Back to top