Skip to Content

¿Qué significa el seguro con franquicia?

hombre rellenando un parte delante de un coche con un faro roto
Seguros a terceros, todo riesgo, con franquicia, sin franquicia… ¿Qué seguro de coche elegir? Antes de contratar una póliza para nuestro vehículo, conviene informarse al detalle de lo que ofrece cada seguro para poder tomar la mejor decisión de acuerdo a lo que necesitamos. 
 
Es probable que muchas veces hayamos oído hablar del seguro con franquicia, pero no podemos decir con total seguridad cuáles son sus particularidades. Lo que significa este tipo de póliza es que el asegurado se responsabiliza de una parte de los daños que sufra el coche en caso de siniestro. 
 
Esta cantidad que asume el asegurado se pacta previamente con la compañía y a cambio, se produce una reducción en la prima del seguro. Hay que tener en cuenta que cuanta más alta sea la franquicia, menor será el precio que habrá que pagar en la prima. En función de las condiciones que establezca la aseguradora, la cantidad puede ser fija o porcentual, aunque lo más común es que se dé el primer caso. 
 
Si por ejemplo elegimos una franquicia de 500 euros y nuestro coche sufre daños como consecuencia de un accidente por valor de 300 euros, nosotros tendremos que hacer frente a dicho desembolso. Sin embargo, si la reparación del vehículo se estima en 800 euros, la compañía aseguradora se responsabilizará de los 300 euros restantes que exceden de la franquicia que tenemos contratada y nosotros de la parte que nos corresponde (500 euros).  
 
En esta modalidad de seguro, el conductor se beneficia de las mismas coberturas que en otro tipo de pólizas y la franquicia sólo se aplica cuando se trata de daños en el coche, en caso de accidente cuando la responsabilidad recae en el asegurado. 
 

¿A quién beneficia el seguro con franquicia? 

Es necesario revisar el historial de conducción y la experiencia al volante para saber si este tipo de seguro nos interesa. Dado que tendremos que hacer frente a una serie de gastos cada vez que suframos un percance, es conveniente valorar qué tipo de conductor somos y si solemos tener accidentes o no. 
 
Por ello, una vez que ya conocemos el significado del seguro con franquicia, podríamos decir que una póliza así es la mejor opción para quienes conducen con suma prudencia y rara vez se encuentran envueltos en incidentes de tráfico. Esto también es extensible para aquellos conductores que no suelen utilizar el coche a menudo y por lo tanto, las posibilidades de sufrir un percance son menores. 
 
A la hora de contratar un seguro con franquicia también hay que considerar la aversión al riesgo de cada persona, ya que existen conductores que prefieren que la compañía aseguradora se haga cargo de todos los gastos para su mayor tranquilidad y otros que, sin embargo, optan por pagar un precio inferior en la prima a costa de asumir cierto riesgo. 
 
Del mismo modo, para establecer la cuantía de la franquicia también es recomendable analizar nuestra capacidad económica para estar seguros de que podemos realizar dicho desembolso en caso de sufrir un accidente. No obstante, la fijación de la cantidad también puede depender de la política de la aseguradora, por ejemplo, en el caso de que el valor del coche sea demasiado alto.
 
Por último, ya que seguro con franquicia significa que tendrás que asumir cierta cantidad de dinero para reparar tu vehículo después de un siniestro, es aconsejable valorar todas las opciones posibles, así como las circunstancias personales. 
Back to top