Skip to Content

Beneficios del cohousing para jubilados

personas mayores jugando a las cartas
Planificar la etapa de la jubilación es una cuestión que no se debe dejar al azar. Además de contar con unos ahorros que complementen la pensión pública, es muy importante decidir cómo se desea pasar los últimos años de vida. Cuando las condiciones físicas y mentales lo permiten, la opción más viable es permanecer en la propia casa de manera autónoma, aunque cuando no es así, lo más habitual es trasladarse con algún familiar o a una residencia de ancianos. No obstante, en los últimos años ha empezado a sonar con fuerza otra alternativa muy interesante: el coliving o cohousing senior. 
 

¿Qué es el cohousing?

Este concepto, que surgió en Dinamarca, hace referencia a las viviendas para mayores para hacer realidad un modelo de vida en comunidad. Podría decirse que es una combinación de residencia y vivienda particular, ya que existen espacios comunes para realizar actividades en grupo y, además, cada persona cuenta con su propio apartamento. De esta forma es posible satisfacer, al mismo tiempo, las necesidades de compañía e independencia de los jubilados que se encuentran solos. 
 
La gestión del cohousing senior se hace a través de cooperativas en las que cada usuario realiza las aportaciones correspondientes a cambio de poder utilizar una vivienda y los espacios comunes. Esto significa que los propios residentes son quienes toman todas las decisiones. 
 

¿Qué ventajas tiene frente a otras opciones? 

  • Este tipo de viviendas para jubilados constituye una importante vía para potenciar la vida activa y mejorar la calidad de vida de las personas mayores. 
  • Las personas que optan por esta alternativa se encuentran cuidadas en todo momento por el resto de miembros de la comunidad, algo que repercute de forma positiva en el estado emocional y psicológico. 
  • El hecho de compartir espacio con otras personas que se encuentran en la misma situación es el mejor antídoto para combatir la soledad. Al llegar a cierta edad, el entorno social se va reduciendo cada vez más hasta que llega el momento en el que estar solo es algo bastante habitual. 
  • Estas viviendas para mayores suelen ser muy amplias, al igual que las zonas comunes como la cocina, el comedor, las salas de deportes, la biblioteca, el huerto, etc. Así, cualquier persona puede sentirse totalmente cómoda como en casa y tener acceso a todos los servicios básicos. 
  • En un primer momento, para disfrutar del cohousing senior es necesario realizar una inversión relativamente alta. Sin embargo, después supone un ahorro a nivel económico debido a que los gastos se reparten entre todos los inquilinos. 
  • Teniendo en cuenta que estas viviendas para mayores son de reciente construcción, los materiales que se suelen emplear son ecológicos y los inmuebles incorporan tecnologías respetuosas con el medio ambiente en relación con el consumo energético. 
  • Todos los integrantes de la cooperativa tienen voz y voto para decidir las normas que deben imperar en la convivencia, así como para establecer los derechos y obligaciones de cada uno. 
  • Cada persona mayor tiene total libertad para moverse y realizar las actividades básicas, como comer o disfrutar del ocio, de la forma que prefiera. A diferencia de las residencias de ancianos, los horarios y el resto de pautas no son tan rígidos. 
  • La seguridad es otra ventaja del cohousing senior, ya que estas casas suelen contar con recepción y servicio de vigilancia las 24 horas del día. 
Back to top