Skip to Content

¿En qué consiste la franquicia de un seguro de coches?

A grandes rasgos, ¿en qué consiste la franquicia de un seguro de coches? Es una cantidad que debemos asumir los conductores de los coches cuando sucede un siniestro. Seleccionar esta opción no implica que perdamos coberturas, pese a que a los asegurados nos resulta más económica que otras pólizas, por lo que es algo a tener en cuenta antes de tomar la decisión sobre qué seguro elegiremos. 

La franquicia es la forma en que las compañías de seguro han encontrado el equilibrio entre reducir el riesgo de siniestro y el interés de los asegurados en pagar lo menos posible por la prima del seguro. 

Consiste en un porcentaje o cantidad fija que la aseguradora pacta con el asegurado en el contrato de seguro. En caso de siniestro, la cuantía que la aseguradora no deberá pagar es la establecida por esta cantidad, que deberá ser satisfecha por el asegurado. Esta elección es una buena forma de reducir el coste de la póliza del seguro del coche, sin renunciar a las coberturas. A modo de ejemplo, si un conductor tiene un seguro con franquicia de 200 € y el siniestro asciende a 300 €, la aseguradora solo deberá pagar 100 €. 

Hemos de destacar que, cuando nos preguntamos en qué consiste la franquicia en un seguro de coches, debemos saber que cuanto mayor sea la franquicia, mayor será el descuento que se aplicará sobre la prima inicial y viceversa. Las compañías aseguradoras suelen ofrecer distintas opciones, en función del ahorro que se quiera tener, dependiendo de la empresa y la cantidad de siniestros que el conductor haya tenido con anterioridad. 

Los seguros con franquicia resultan una opción muy interesante para aquellas personas que nunca han dado un parte de accidente. Por el contrario, para los conductores que tienen siniestros con frecuencia, resulta una opción desaconsejada, pues deberán hacer frente con su dinero por el importe pactado. 

Pero, ¿en qué consiste la franquicia de un seguro de coches? Esta opción cubre todos los daños que se produzcan por responsabilidad civil (los que pueda sufrir un tercero), pero es cuando los daños son propios el momento en que se aplica la franquicia. También hemos de precisar que no puede aplicarse la franquicia en todo tipo de coberturas. En un principio, solo se aplicaba en daños propios; pasando posteriormente a otras opciones, como incendio, robo o lunas. La reducción de la prima será mayor si hay un número de coberturas grandes, por lo que hay que considerar si tienen o han tenido siniestros con frecuencia. 

En definitiva, la franquicia de un seguro de coches es una opción que permite al asegurado ver reducido el coste de su póliza y, a la aseguradora, no tener que hacer frente a la totalidad del coste de los daños producidos en el coche del conductor, cuando este es el responsable de dichos daños.

Vea los tipos de seguros de coche.

Back to top