Skip to Content

En caso de siniestro: ¿Cómo saber si un coche tiene seguro?

Hombre en la carrera hablando por teléfono delante de un coche accidentado.
La legislación vigente obliga a todos los vehículos a circular con un seguro básico como mínimo, el llamado “seguro a terceros”, pero la realidad es que esta norma no siempre se cumple. Por eso no está de más, siempre que sea necesario o te surjan dudas, consultar este dato. La falta de seguro de coche o no estar al corriente de pago de la prima está penado con multas económicas, pero además supone un gran riesgo tanto para el propio conductor como para el resto de los usuarios de la vía, especialmente en caso de cualquier tipo de accidente.
 
El Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA) es la fuente oficial que debes y puedes consultar cuando quieras saber si un coche está o no está asegurado. El Consorcio de Compensación de Seguros gestiona este archivo con el objetivo de custodiar y también poder consultar esta información.
 
El FIVA suministra la información necesaria para que las personas implicadas en un accidente de circulación puedan averiguar, a la mayor brevedad posible, la entidad aseguradora que cubre la responsabilidad civil de cada uno de los vehículos implicados en el accidente. Pero, ¿cómo puedes consultar el fichero? Existen diferentes vías para que esta gestión sea sencilla, cómoda y viable.

1. Solicitud de información presencial.

Se trata de un trámite manual y físico que debe hacerse en alguna de las delegaciones oficiales del Consorcio. Allí tienes que rellenar un modelo de solicitud oficial que debes cumplimentar en todos sus apartados según las indicaciones que se detallan en el formulario y de acuerdo a los consejos del personal del Consorcio. 
Ten en cuenta que vas a necesitar documentación para poder presentar este tipo de solicitud y que debes adjuntar a la misma: copia del parte de daños o de la declaración amistosa del accidente, especificar si eres tú mismo el solicitante o si acudes en representación de otra persona física o jurídica, en cuyo caso también tendrás que acreditar la representación.
 
2. Fax o correo electrónico.
 
El mismo formulario de solicitud de información al FIVA también puede enviarse por fax o por correo electrónico, de igual manera que en el caso de la presentación en las oficinas. Debes enviar por cualquiera de los dos medios tanto la solicitud oficial debidamente cumplimentada como la misma documentación requerida en todos los casos.
 
3. Consulta virtual
 
El FIVA puede consultarse a través de oficina virtual, pero no cualquier persona puede hacerlo. La consulta virtual de este fichero está restringida a las entidades aseguradoras que cumplan los estándares mínimos de fiabilidad de los datos suministrados por la entidad al FIVA, de acuerdo con el Anexo 3 de la Resolución de 27/02/01. Los centros sanitarios y servicios de emergencias médicas que suscriban convenios con el Consorcio de Compensación de Seguros y las entidades aseguradoras para la asistencia a los lesionados de tráfico también pueden hacer consultas electrónicas del FIVA, pero deben presentar previamente la solicitud de acceso para centros adheridos al Convenios de Asistencia Sanitaria (CAS) y la solicitud de acceso para centros no adheridos al CAS.
 
La consulta del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados por cualquiera de los medios establecidos te permite salir de dudas y saber si el coche con el que has tenido un golpe o coche está o no asegurado, pues obtendrás la información puntual y verídica sobre el vehículo. 
 
Si necesitas consultar el FIVA pero no es por un accidente de circulación concreto en el que te has visto inmerso, sino por otro tipo de causas o circunstancias, puede que no sea tan sencillo. Por ejemplo, es posible y habitual que quieras confirmar si el coche de empresa que usas a diario está o no está asegurado o cualquier otra circunstancia similar. El FIVA no puede consultarse de forma personal, si no es por causa de accidente, por lo que tendrás que buscar otras fuentes de información.
 
Lo más recomendable para saber si un coche tiene seguro es dirigirse al dueño del mismo o a la persona que paga el seguro. En el caso de un coche de empresa, la compañía no debería tener mayor inconveniente en facilitarte como usuario del vehículo los datos de contacto y de la póliza. Igual ocurre en el caso de un coche alquilado. Con esos datos y con una simple llamada de teléfono a la compañía aseguradora, saldrás de dudas y confirmaras que todo es correcto en cuanto al seguro de coche. Igualmente puedes consultar las condiciones específicas de la póliza y demás dudas relativas al seguro.
 
Las compañías de seguro ofrecen a sus clientes una completa gestión y tramitación de sus siniestros y eventualidades. De este modo, si cuentas con el servicio y protección de tu propio seguro de coche, no tienes que preocuparte de averiguaciones en el caso de que tengas un accidente de tráfico. En cualquier circunstancia, contactar con el servicio de atención al asegurado de tu compañía es la solución más rápida y viable, ante cualquier duda o problema; ellos te indicarán como actuar y qué pasos seguir.
 
Recuerda siempre llevar en un lugar accesible y fácil de consultar los datos de contacto con tu aseguradora para poder recurrir en el menor tiempo posible y con rapidez a sus servicios y recursos, tanto si te eres víctima de un accidente, como si eres el causante. Ellos se encargarán por ti de comprobar y verificar la situación en la que se encuentran los otros vehículos involucrados, si tienen póliza o si circulaban en situación irregular. 
Back to top