Skip to Content

10 ventajas de tener un coche ecológico

coche eléctrico cargándose en un punto de carga
Un coche ecológico es aquel que funciona total o parcialmente con propulsores que sólo necesitan energía eléctrica para ponerse en marcha, en lugar de otro tipo de combustibles provenientes de los recursos naturales. 
 
Tanto las instituciones como los fabricantes de vehículos y la sociedad en general hace tiempo que tomaron conciencia sobre la necesidad de buscar otras alternativas ecológicas a la opción de movilidad que existía desde siempre. Aunque es cierto que los coches ecológicos llevan tiempo sometiéndose a experimentos y modificaciones, la sostenibilidad a la hora de desplazarnos va ganando terreno y cada vez son más los conductores que deciden comprar un coche de estas características. 
 
Desde que empezamos a oír a hablar de los coches eléctricos hasta hoy en día, los avances han conseguido aportar una mayor autonomía a sus baterías y los precios se han reducido de forma considerable. Así, 10 de las principales ventajas de los coches ecológicos son: 
 
  1. La contaminación al medio ambiente de este tipo de vehículos es escasa o nula, ya que no emiten gases contaminantes en el caso de los eléctricos y además, su proceso de fabricación suele ser más respetuoso con el entorno. 
  2. Como consecuencia del punto anterior, los coches eléctricos son sumamente silenciosos, algo que contribuye a reducir los niveles de contaminación acústica. 
  3. No sólo se ha reducido el precio de compra que actualmente se sitúa en torno a los 18.000 euros aproximadamente, sino que los costes de utilización también son mucho más inferiores que los de un coche de gasolina o diésel (el precio de la electricidad es más económico que el de los carburantes). 
  4. Quienes se mueven en un coche ecológico ahorran en los gastos de mantenimiento y en revisiones, dado que no necesita aceite ni otros elementos como correas o embrague para funcionar. Además, otras partes del coche, como los frenos, sufren menos desgaste gracias a la energía eléctrica. 
  5. En muchas ciudades, los coches ecológicos pueden estacionar de forma gratuita en aquellas zonas de aparcamiento en las que es necesario pagar un ticket. 
  6. Una de las ventajas de los coches ecológicos más interesantes son las subvenciones por parte del Gobierno a la compra de estos vehículos, como el plan MOVEA que establece una serie de ayudas para adquirir vehículos de energías alternativas.
  7. Cuando los niveles de contaminación superan los niveles permitidos y se adoptan medidas restrictivas a la circulación en determinadas zonas de las ciudades, los vehículos eléctricos pueden moverse sin problema por cualquier área. 
  8. La autonomía de los coches ecológicos alcanza ya los 150 km, por lo que si los trayectos más habituales se realizan por ciudad, esta capacidad es más que suficiente. 
  9. Los coches eléctricos pagan menos impuestos, como por ejemplo en Madrid donde están exentos del impuesto de matriculación o la bonificación del 75% que reciben para hacer frente al impuesto de tracción mecánica. 
  10. También se están implantando otra serie de iniciativas que favorece moverse con un coche ecológico. Asimismo, en Madrid es posible que los coches híbridos o eléctricos utilicen el carril Bus-VAO. Aunque los vehículos deben reunir una serie de requisitos para ocupar esta zona de la calzada, la idea es más que positiva. 
 
Además de todas estas ventajas de los coches ecológicos, quienes se mueven provocando un menor impacto al medio ambiente también se pueden beneficiar de un menor coste en el seguro de su coche por norma general. 
Back to top