Skip to Content

Documentación y pasos a seguir para vender mi moto

una persona dando a otra las llaves de una moto
El primer paso para vender una moto consiste en diseñar un anuncio atractivo y elegir los medios donde un mayor número de personas pueda enterarse de la venta. Además de mostrar las fotos de las diferentes perspectivas del vehículo, también es conveniente establecer un precio lo más ajustado posible a la media del mercado. También es necesario tener en cuenta que conseguir un buen comprador requiere tiempo en cuanto a enseñar la moto a todas las personas que estén interesadas. 
 
Aunque la compra-venta de motos entre particulares es una práctica muy habitual, para realizar la transacción cumpliendo con la legalidad es preciso seguir algunos pasos para que el cambio de titularidad no presente ningún problema. 
 

Trámites necesarios para vender mi moto 

  • La venta de una moto en el mercado de segunda mano no está exenta de formalizarse a través de un contrato de compra-venta. Este documento, firmado por ambas partes, se debe entregar en la oficina de Hacienda correspondiente con el objetivo de abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. 
  • El segundo paso tiene lugar en la Jefatura de Tráfico para tramitar la solicitud de transferencia y pagar la pertinente tasa que oscila en torno a los 50 euros. Esta instancia también debe reflejar la firma tanto del vendedor como del comprador.  
  • Por último, en la Jefatura de Tráfico se realiza el cambio definitivo de titular de la motocicleta para lo cual es preciso entregar toda la documentación. 
 
Por lo tanto, para realizar todos estos trámites con la mayor agilidad, los documentos que se necesitan son los siguientes: 
 
  • Permiso de circulación de la motocicleta. 
  • Tarjeta de la ITV en vigor. 
  • Último justificante que acredite haber realizado el pago del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica. 
  • DNI del comprador y del vendedor. 
  • Contrato de compra-venta, donde además de figurar la firma de las dos partes también se deben incluir sus nombres y DNI, toda la información relativa a la moto, el precio de venta y la fecha de la transacción. 
  • Impreso de solicitud para realizar el cambio de nombre del vehículo. 
 
Aunque por norma general el comprador es quien se encarga de hacer todo el papeleo, así como abonar las tasas correspondientes, al vender la moto es posible que los dos implicados lleguen a un acuerdo y establezcan una división de tareas y de costes. 
 
Una vez que se hayan realizado todos los trámites, el permiso de circulación con el nombre del nuevo propietario estará disponible a través del correo en un plazo máximo de 30 días. No obstante, el comprador recibe un documento provisional para que pueda circular con la moto sin ningún contratiempo hasta que recibe el original. No hay que olvidar que igual de importante que este documento es también el seguro de moto para desplazarse con plenas garantías, por lo que existe la posibilidad de renovar la póliza del antiguo dueño o contratar una nueva que se amolde a las preferencias particulares. 
 
Respecto a la posición del vendedor, es recomendable comprobar que el cambio se ha realizado de forma correcta para evitar hacer frente a posibles multas o sanciones que no le competen. Asimismo, para vender la moto sin ningún contratiempo conviene no depositar una confianza plena en cualquier persona y gestionar la transacción según lo que establece la normativa. Esto también implica que únicamente se debe entregar el vehículo y las llaves al comprador cuando se haya formalizado el pago. 
Back to top