Skip to Content

5 beneficios de los seguros de salud

5 beneficios de los seguros de salud

Cada vez son más las personas que se animan a conocer los beneficios de los seguros de salud como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19. En la actualidad, la sanidad pública está atravesando una situación delicada debido a la alta presión de pacientes.

Durante la pandemia, gran parte de la sociedad se ha dado cuenta de que la salud es el componente más importante. Por ello, es esencial disponer de un seguro de salud que preste la asistencia necesaria ante cualquier problema de forma inmediata.

Libre elección de médico

Uno de los principales beneficios de los seguros de salud es la posibilidad de elegir médico, tanto de atención primaria como especialista, entre una amplia red de centros. De este modo, se puede concertar la consulta donde más interese, ya sea por cercanía al domicilio, por recomendaciones de otros pacientes, etc.

Además, con una póliza médica es posible acudir directamente al especialista que se necesite sin pasar antes por el médico de cabecera. Esto deriva en un ahorro de tiempo considerable y en una reducción de los trámites precisos para recibir la asistencia que se necesita ante un problema de salud concreto.

Sin tiempos de espera

El principal problema de la sanidad pública son los largos tiempos de espera, tanto en urgencias como en atención primaria y especializada, que se han incrementado notablemente por la pandemia. Por el contrario, los servicios de un seguro de salud están organizados para que los usuarios puedan acceder de manera inmediata.

La reducción de los tiempos se aprecia sobre todo en el intervalo que transcurre entre la realización de una prueba diagnóstica y el momento en que se dispone de los resultados.

Asistencia de calidad

Otro de los beneficios de los seguros de salud está relacionado con la posibilidad de acceder a tratamientos médicos innovadores y de calidad. Los profesionales que conforman la red privada ofrecen procesos y equipos de última generación que complementan las prestaciones básicas.

Asimismo, en un Seguro de Salud se pueden contratar los módulos y las garantías adicionales que mejor se ajusten a las necesidades personales. Según la tipología, se puede acceder a la cobertura odontoestomatológica, asistencia en el extranjero, segunda opinión médica, mantenimiento del tejido del cordón umbilical, etc.

Hospitalización más confortable

Los problemas de espacio en los hospitales de la sanidad pública son una realidad en momentos de crisis sanitaria. Para evitar este tipo de situaciones, los hospitales privados suelen ofrecer al asegurado estancia en una habitación individual, que normalmente suele contar con una cama adicional para un acompañante.

En esta garantía también se incluye la manutención del paciente ingresado, la utilización de quirófano y el acceso a los tratamientos y las pruebas diagnósticas que sean precisas, entre otros gastos.

Mayor flexibilidad de horarios

El amplio cuadro médico de los seguros de salud permite pedir cita dentro de una amplia oferta de horarios que mejor convenga al usuario. Además, hoy en día es posible recibir asistencia médica telefónica o a través de las aplicaciones en cualquier momento del día sin necesidad de acudir de forma presencial a la consulta.

Por teléfono o por vía telemática se pueden consultar todas las dudas que se tengan sobre enfermedades, tratamientos, prevención de la salud, ingesta de medicamentos, etc. Saber que se dispone de una asistencia sanitaria ágil y de calidad es una señal de tranquilidad.

Back to top