Skip to Content

¿Cuánto cuesta tasar una vivienda?

tasación de una casa
Tasar una vivienda es un trámite que se debe hacer de manera oficial en base a unos criterios generales. Por ello, esta tarea corresponde únicamente a los tasadores homologados que se encargan de definir el valor de un piso con total objetividad. Este aspecto es de suma importancia, ya que la cifra establecida es real y no relativa para beneficiar al vendedor o al comprador. 
 
No obstante, antes de que el tasador acuda al inmueble, es posible hacerse una idea aproximada de cuál es el precio del mismo. En la actualidad existen multitud de páginas web que ofrecen este dato después de haber introducido la información básica relativa a la casa
 
En cualquier caso, esta estimación no es apta para iniciar los trámites de la compra-venta. Dado que los precios entre unos tasadores y otros pueden variar, lo más recomendable es solicitar varios presupuestos. Una vez aceptado uno de ellos según la relación entre el coste y el servicio, el técnico se encargará de realizar todas las gestiones para tasar la vivienda. Entre ellas se encuentran pedir una nota simple al Registro de la Propiedad, verificar las características y el estado del inmueble y del edificio, revisar la información del catastro y, por último, establecer el valor del inmueble. 
 

Precio y otras cuestiones a la hora de tasar una vivienda 

Es muy importante tener en cuenta que las tasaciones tienen fecha de caducidad. Esto significa que, debido a las constantes variaciones del mercado inmobiliario, la valoración realizada en una determinada fecha se queda obsoleta cuando ha transcurrido un tiempo. Así, la cifra fijada deja de tener valor a los 6 meses en el caso de no haberse producido la compra o la venta. Para evitar tener que abonar dos veces el servicio de un tasador, lo más recomendable es realizar la valoración justo cuando se vaya a necesitar. 
 
Por otro lado, no se puede afirmar que exista un precio establecido para las tasaciones de inmuebles, sino que cada empresa o profesional establece sus propias tarifas libremente. El establecimiento de un mayor o menor coste depende sobre todo del tamaño del inmueble y de la ciudad donde esté ubicado. Así, a grandes rasgos, la valoración de un espacio que tenga 90 metros cuadrados aproximadamente oscila en torno a los 400 o 500 euros. 
 
Los principales puntos en los que se fija un tasador para valorar una casa están perfectamente definidos. Uno de los más importantes es el estado del edificio en el que se integra el piso, sobre todo si está rehabilitado o si es de nueva construcción, si ha pasado la Inspección Técnica de Edificios (ITE) y el aspecto exterior. La ubicación y la superficie de la casa también son determinantes para establecer un valor acorde a la realidad. Por otro lado, la orientación, la iluminación y la distribución de las habitaciones también se consideran para tasar la vivienda. 
 
Después de haber valorado todos estos aspectos, el tasador fija el valor tomando como base, además, el mercado de la vivienda en el entorno más cercano. El informe final con el valor de la casa debe ajustarse a la normativa vigente y cumplir con unos estándares de calidad. Este documento no sólo es importante para conocer cuánto vale un inmueble, sino también como justificante para solicitar una hipoteca si fuera necesario.
Back to top