Skip to Content

Causas por las que se desprende la pintura de las paredes

pared de color naranja con partes de pintura desprendida
Pintar una pared o una vivienda completa supone un cierto desembolso, unido a los costes en tiempo y en molestias que esta tarea requiere. Aunque lo más habitual es recurrir a este trabajo cuando han pasado 4 o 5 años desde la última vez, en muchos hogares se debe realizar antes porque se cae la pintura de la pared
 
A pesar de utilizar una pintura de excelente calidad, existen ciertas circunstancias que conllevan a que se desprenda de la superficie. Saber por qué ocurre esto, te ayudará a tomar medidas en el asunto y evitar así tener que pasar todo el proceso que conlleva pintar una casa. 
 

¿Por qué se cae la pintura de la pared? 

  • Uno de los principales motivos por los que se desprende la pintura de una superficie se debe a que ésta probablemente no estaba completamente seca cuando se pintó. Así, al desaparecer cualquier resto de humedad, la capa que se ha colocado encima, comienza a caerse. Es recomendable esperar varias semanas para que se seque la imprimación antes de aplicar la pintura. 
  • Otra causa que se encuentra detrás de este problema es la suciedad. Si pintamos una pared sin antes haber eliminado cualquier resto de polvo o grasa, no conseguiremos que la pintura se adhiera por completo a la superficie y se caerá transcurridos unos días. 
  • La humedad y el moho también son otros dos enemigos de la pintura. Cuando en una pared comienzan a aparecer manchas verdes o negras, esto significa que hay una condensación de agua y como consecuencia, la pintura comienza a desprenderse. En ese caso, primero hay que solventar el origen que provoca la saturación y preparar adecuadamente la superficie antes de pintarla. 
  • Cuando el yeso que se encuentra debajo de la pintura está deteriorado o en mal estado es otra causa por la que se caerá la capa exterior de la pared. En situaciones así, la solución pasa por raspar la zona afectada, aplicar una masilla y posteriormente pintar. 
  • También puede ocurrir que la pintura que se utiliza no es la adecuada para el tipo de superficie. Esto desencadena que a corto plazo se caiga de la pared. 
 

Otras imperfecciones de una pared pintada

  • Durante el proceso de pintado de una pared, puede ocurrir que aparezcan burbujas al pasar el rodillo. Aunque en superficies con un acabado rugoso no implica mayor problema, en las lisas sin embargo supone un defecto bastante antiestético. 
  • Si al aplicar una capa o varias de pintura, la pared no queda cubierta tal como habíamos pensado, puede deberse a que la mezcla esté demasiado rebajada. Es importante esperar el tiempo recomendado entre una capa y otra para comprobar cuál es el resultado real y si es preciso adoptar otras soluciones. 
  • Por el mismo motivo que en el caso anterior es posible que al pasar la brocha por la pared, la pintura comience a fluir hacia el suelo, dejando un rastro vertical debajo de donde se ha aplicado. En estos casos es preferible añadir menos cantidad de agua o disolvente a la pintura. 
En definitiva son varios los motivos por los que se cae la pintura de una pared. Conviene conocerlos para evitarlos en la medida de la posible y conseguir que la superficie se mantenga intacta durante mucho más tiempo. En cualquier caso, siempre es recomendable contar con un seguro de hogar.
Back to top