Skip to Content

GPS para tu mascota, un gadget muy útil

Perro junto a una vía de tren con la correa en la mandíbula.
Ningún dueño quiere perder a su mascota, pero por desgracia es algo que ocurre con bastante facilidad. Para los dueños, esas horas o días de búsqueda suponen un calvario que solo termina cuando vuelven a encontrarse con sus compañeros de vida. Por eso, a la hora de contratar un seguro para mascotas, elige uno con cobertura de robo o extravío del animal. Además de esta prestación, estas pólizas son muy recomendables, ya que incluyen asistencia veterinaria o la cobertura de responsabilidad civil, que responderá por nosotros ante los daños que pueda causar el animal a terceros.
 
Además, las nuevas tecnologías han llegado al mundo animal para ayudarnos. En la actualidad es posible encontrar fácilmente a una mascota perdida por medio de la geolocalización. Los GPS para animales cumplen una función muy importante ya que impiden que nuestras mascotas estén vagabundeando durante días y días en busca del camino de vuelta a casa, con los peligros que ello comporta.
 

GPS para perros

Los GPS para perros suponen la forma más eficaz de encontrar a nuestra mascota a los pocos minutos de haberla perdido. Este sistema va incorporado al collar del animal y funciona conectado con una aplicación de móvil o PC que nos ofrece una detallada información de su paradero. Incluso se puede programar para evitar que salga de un perímetro que habremos establecido nosotros previamente.
 
El sistema tiene un manejo muy sencillo. El collar del perro lleva incorporado un pequeño receptor de GPS que emite señales que nos indican las coordenadas en las que se encuentra el can, y una tarjeta SIM, que será la que nos envíe esos datos a nuestro terminal. 
 
Los precios de este tipo de collares varían considerablemente dependiendo del grado de calidad que busquemos. Los básicos pueden rondar los 50 euros, mientras que los más completos ascienden a 300 euros. A estas cifras hay que sumar la cuota mensual por la tarjeta SIM que lleva incorporada y la APP del fabricante, a través de la cual se realizan todos los trámites. 
 
No obstante, si no quieres pagar cuotas mensuales, puedes optar por otro tipo de collares GPS que funcionan con radiofrecuencia. Pero, aunque son más económicos, solo son de utilidad si el perro se mantiene a una distancia de unos treinta o sesenta kilómetros (depende del modelo). Si va más allá, el radio se pierde.
 

¿Qué GPS para perros comprar?

Si te decides a comprar uno de estos rastreadores, hay que tener en cuenta:
 
  • Tamaño del dispositivo y del perro: elige uno que vaya en consonancia con las medidas de tu mascota para que no le resulte incómodo de llevar.
  • Observa que tenga una amplia cobertura y que la batería sea duradera.
  • Los perros juegan, saltan, corren... para que el dispositivo no se estropee a la primera de cambio, procura que sea impermeable, resistente y de calidad.
  • No todos los GPS para perros funcionan en España. Asegúrate de que sea compatible dentro de nuestras fronteras y que la app esté en español.
Back to top