Skip to Content

¿Necesito un seguro si viajo en coche compartido?

grupo de jóvenes en un coche
La necesidad de contener el gasto en la época de crisis conllevó a que surgieran multitud de ideas encaminadas hacia este objetivo. Una de ellas son las empresas privadas de car sharing que ponen en contacto a personas con coche que van a realizar un viaje con otros viajeros que están interesados en realizar el mismo trayecto. 
 
Esta forma de viajar en coche compartido ofrece varias ventajas, no sólo desde el punto de vista del ahorro, sino también por la posibilidad de desplazarse acompañado y reducir el impacto contaminante al medio ambiente. Además, aunque esta alternativa al transporte de personas está regulado por diferentes plataformas, finalmente son los usuarios los que deciden el precio y las demás condiciones del viaje. 
 
Una de las dudas que puede surgir cuando se utiliza este tipo de servicio es hasta qué punto están protegidos los pasajeros en caso de accidente. Teniendo en cuenta que es obligatorio contar con un seguro de coche para poder circular, en caso de accidente la póliza cubre los daños a terceros, donde se incluyen obviamente los pasajeros del vehículo. El conductor del coche en estos casos no viaja con otras personas con ánimo de lucro, ya que los acompañantes únicamente pagan su parte correspondiente del combustible del trayecto. Por ello, el seguro se aplica en las mismas condiciones que cualquier otro desplazamiento habitual. 
 

Viajar en coche compartido con total seguridad 

Además de lo que hemos comentado, algunas compañías de car sharing ponen a disposición de los usuarios, sin ningún coste adicional, otras coberturas para solventar los posibles incidentes que puedan surgir en este tipo de viajes. 
 
Entre ellas destaca la asistencia en carretera que se suma a la que incluya el seguro de coche. El usuario puede contactar con la empresa si el coche se ha quedado sin combustible en mitad del trayecto, si se ha producido una avería, un siniestro, etc. En este sentido también se garantiza la llegada al destino, pudiendo utilizar otro transporte alternativo totalmente gratis. 
 
Otra cobertura de la que los viajeros en coche compartido se pueden beneficiar es la que hace referencia al envío de cualquier objeto que se haya olvidado en el vehículo, sin tener que abonar ningún importe. 
 
Dentro de las coberturas adicionales que ofrecen este tipo de empresas también se contempla la defensa jurídica por si se produjera algún conflicto de intereses entre el conductor y algún pasajero, así como una indemnización por los daños ocasionados en caso de accidente tanto al conductor como a los ocupantes. 
 
No obstante, antes de viajar en coche compartido, conviene informarse sobre los términos y condiciones del servicio para saber exactamente las coberturas que te amparan en caso de producirse cualquier incidente. Además, si la plataforma de car sharing que elijas no ofrece estas garantías adicionales, debes saber que el vehículo donde realizarás el desplazamiento debe contar, como mínimo, con el seguro de responsabilidad civil obligatorio gracias al cual quedan cubiertos los daños que sufran las personas que viajen en el coche. El seguro del coche cubre del mismo modo que un viaje con amigos o con la familia, por ejemplo. 
 
Sabiendo hasta qué punto estás protegido durante un desplazamiento en coche compartido, puedes contratar un seguro de viaje para que todo esté bajo control durante la estancia en el lugar de destino. 
Back to top