Skip to Content

¿Por qué contratar un seguro de vida?

familia de espaldas mirando una puesta de sol
Aunque es preferible no pensar en que algo malo pueda suceder, las desgracias ocurren, y además en el momento menos pensado. Sin llegar a caer en el pesimismo, siempre es conveniente estar prevenidos para lo que pueda ocurrir a lo largo de la vida. 
 
Sobre todo, es preciso contar con un respaldo económico que haga más llevaderos los momentos más difíciles que se presenten, como puede ser la muerte de uno de los miembros y con ella producirse una reducción significativa del nivel de ingresos de la familia. Aunque el duelo por la pérdida de un ser querido no se puede pagar con dinero, lo cierto es que los beneficios que ofrece un seguro de vida evitarán que se añadan más problemas a esta situación tan dura. 
 
Lejos de lo que pueda parecer, este tipo de pólizas no están pensadas únicamente para las familias, sino que las personas que están solas también pueden contratarlas, ya que un seguro de vida ofrece las garantías necesarias para cubrir una situación de invalidez o dependencia como consecuencia de una enfermedad o accidente. Cada persona o unidad familiar puede acceder a un tipo de póliza diferente en función de sus necesidades y previsiones económicas. 
 

Beneficios de un seguro de vida 

  • Como hemos comentado, el beneficiario o beneficiarios de un seguro de vida, así como el propio asegurado, reciben una indemnización por parte de la compañía aseguradora según el caso. 
  • El capital que perciben los beneficiarios en caso de muerte del asegurado está libre de embargos. Esto significa que, aunque se rechacen las deudas que tuviera el fallecido al recibir la herencia, la indemnización del seguro de vida se recibe íntegra.  
  • El capital que los familiares cobran por el fallecimiento del asegurado no está sometido al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD), así como tampoco al IRPF.
  • Cuando se trata de un seguro de vida de amortización de hipoteca, a la hora de presentar la declaración de la renta, es posible deducir el gasto de la póliza en el Rendimiento del Capital Inmobiliario. 
  • Los trabajadores autónomos se pueden beneficiar de una deducción de 500 euros de las primas que hayan abonado por su seguro de vida.
  • Otra de las ventajas que ofrecen los seguros de vida es la posibilidad de modificación de la póliza a lo largo del tiempo. De esta forma, podemos adaptar el seguro a las situaciones que se vayan desarrollando, bien modificando sus coberturas o el listado de beneficiarios.  
  • Un seguro de vida no sólo protege al núcleo familiar, sino que también ampara al tomador. El capital puede servir para cubrir los gastos necesarios para hacer frente a cualquiera de las circunstancias que se contemplen en la póliza y que hayamos sufrido. Aunque por parte del Estado se recibe una cuantía determinada en los casos de dependencia e invalidez, por ejemplo, en la mayoría de los casos no es suficiente para cubrir las consecuencias de la situación.  
  • Los seguros de vida ofrecen tranquilidad a aquellas personas que los contratan, sobre todo si tienen una hipoteca, niños pequeños a su cargo, un trabajo que conlleve cierto peligro, etc. Pase lo que pase, el dinero no será una preocupación y permitirá llevar una vida mucho más holgada. 
  • Gracias a los diferentes tipos de pólizas que existen en el mercado, el asegurado puede elegir la forma de pago que más le convenga (mensual, trimestral, semestral o anual). 
  • Aunque los seguros de vida no son obligatorios, gracias a todos los beneficios que ofrecen, son una de las mejores opciones para aportar tranquilidad al día a día, ya que sabemos que estaremos protegidos ante cualquier imprevisto que pueda ocurrir. 
Back to top