Skip to Content

¿Qué hacer si atropellas a un animal en la carretera?

parabrisas de un coche roto
Todos los conductores nos hemos encontrado alguna vez un animal de caza mayor, un perro o una liebre, entre otros, en la vía mientras circulábamos con nuestro vehículo. En la mayoría de las ocasiones, este tipo de situaciones se pueden salvar con más o menos pericia, pero ¿qué hacer si finalmente se atropella al animal? 
 
Entre las comunidades autónomas donde es más probable encontrarse distintas especies sueltas por la carretera se encuentran Galicia, Castilla y León, Aragón y Cataluña. La posición de cualquier animal justo en medio de la vía cuando estamos al volante implica un grave peligro y por ello, es la causa de miles de accidentes al año, sobre todo en las carreteras secundarias y más aún durante los meses de primavera y otoño. 
 

Qué hacer en caso de atropello a un animal 

  • Como en cualquier otro tipo de accidente de tráfico en el que las consecuencias permitan actuar, lo más importante es mantener la calma y proceder con seguridad. En caso de atropello a un animal en la vía, la ley obliga a detener el vehículo y comprobar su estado, así como prestarle los primeros auxilios. 
  • Antes de salir del coche, es importante apartarlo a un lado de la calzada para no obstaculizar a otros conductores y evitar nuevos incidentes. Después se debe señalizar la zona con los triángulos de emergencia y no olvidar ponerse el chaleco reflectante
  • Una vez que se han adoptado estas medidas, hay que comprobar cómo ha sido el impacto en el animal: si está vivo o muerto, así como si se puede mover, si presenta alguna herida, etc. Conviene acercarse con suma precaución, ya que su instinto puede ser el de atacar para defenderse. 
  • En el supuesto de que el animal haya fallecido por el golpe, se debe retirar de la carretera para no entorpecer la circulación y llamar a la Guardia Civil inmediatamente. Las autoridades se encargan de registrar el siniestro y valorar la responsabilidad del mismo. En caso de no hacerlo, la multa puede ascender a los 200 euros por acarrear un peligro para el resto de los conductores. 
  • Respecto a lo que hay que hacer si atropellas a un animal y éste se encuentra con vida, pero no se puede mover, lo más sensato es avisar a un veterinario, así como a las autoridades. Por otro lado, también es posible llevar al animal atropellado a una clínica veterinaria que se encuentre cerca para que puedan valorar la situación y prestarle la atención necesaria.  
  • Si el accidente se ha producido en una zona conocida, también es recomendable intentar localizar al propietario del animal. Cuando se trate de una especie doméstica, lo más probable es que tenga una chapa identificativa, lo que será de gran ayuda para contactar con su dueño. 
  • En el caso de que el atropello se haya producido a una especie cinegética, se aconseja avisar cuanto antes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), ya que es el responsable de este tipo de animales. 
  • Por norma general, estos accidentes causan graves daños materiales en el vehículo, por lo que también es preciso llamar al servicio de asistencia en carretera del seguro del coche. Asimismo, si el conductor tuviera daños físicos, hay que comunicarlo en el teléfono de emergencias 112. 
 
Por último, no hay que olvidar que, para estar totalmente protegido ante una situación de estas características, conviene contar con un Seguro de coche que cubra daños por atropello de animales. Hay que tener en cuenta que la ley traslada la responsabilidad al conductor en caso de accidente con un animal. 
Back to top