Skip to Content

¿Se puede dar un parte por un arañazo pequeño?

hombre mirando el arañazo de un coche
Los rasguños en los coches son más frecuentes de lo que nos gustaría, sobre todo cuando están recién pintados o acaban de salir del concesionario. Aparte del mayor o menor cuidado que se tenga para no estropear la carrocería, también hay que contar con los rayones que pueden hacer algunos vándalos y que escapan del propio control. Ante cualquiera de estas situaciones, es muy probable plantearse la opción de dar parte por los arañazos que afean el exterior del vehículo. 
 
Por norma general, no se suele avisar a la aseguradora por este tipo de casos. Lo más común es no dar parte, salvo que haya ocurrido un accidente, para intentar que el historial de siniestralidad se mantenga lo más libre posible y poder beneficiarse de determinadas bonificaciones por ser buen conductor. 
 
Sin embargo, existe la posibilidad que la compañía se haga cargo de solventar estas pequeñas imperfecciones según el tipo de póliza y las coberturas que se hayan contratado. 
 

Dar parte por arañazos según el seguro 

Cuando se toma la decisión de dar parte por los arañazos que tenga el coche, hay que tener en cuenta que, al no haberse producido ningún accidente, no hay parte amistoso y, por lo tanto, no se puede reclamar la reparación frente a un posible culpable. Así, la aseguradora cubrirá el arreglo en función del seguro de coche que se tenga suscrito:
 
  • En los seguros a todo riesgo sin franquicia, se puede dar parte por los arañazos que tenga el coche y la aseguradora se encargará de la reparación siempre que en la póliza se incluya la cobertura de daños propios del vehículo. No obstante, es necesario prestar atención a las condiciones generales y particulares del contrato. 
  • Si se trata de un seguro a todo riesgo con franquicia, el asegurado también puede beneficiarse del arreglo por parte de la aseguradora, pero es importante revisar la parte del precio que deberá asumir si el importe de la reparación excede de la franquicia pactada. No hay que olvidar que esta modalidad de póliza resulta sumamente interesante cuando los partes al seguro del coche son mínimos. 
  • En el supuesto de que se cuente con cualquier otro seguro que no sea a todo riesgo, lo más probable es que la compañía no se haga cargo de los partes por arañazos.  
 

¿Cómo dar parte al seguro de coche por arañazos? 

Los partes por arañazos se tramitan del mismo modo que si hubiera ocurrido un accidente de circulación, donde el conductor haya sido el responsable. Aunque cada compañía establece un proceso específico para notificar los siniestros, en la mayoría de los casos siempre es necesario rellenar un formulario donde hay que especificar todos los daños que sufra el vehículo. 
 
Dicho parte se debe entregar a la aseguradora a través de alguno de los canales que tenga habilitados para que un perito valore los daños en la carrocería. Después de que el taller elabore el presupuesto con el coste del arreglo, es preciso que sea aprobado tanto por la compañía como por el usuario, y finalmente se procede a la reparación. 
Back to top