Skip to Content

Robo de coche en centro comercial: ¿Quién paga?

Interior de parking privado
Un robo de coche en un aparcamiento -ya sea de pago o gratuito- es un episodio frecuente y la cobertura por robo incluida en tu seguro de coche es la forma infalible de evitar este riesgo. Contar con indemnización o reposición del coche en caso de sufrir este desagradable incidente te hará estar realmente tranquilo al aparcar, al no tener que depender de que la empresa propietaria del parking se haga cargo.
 
Aun cuando se supone aparcas tu coche en un parking y pagas por ello además de pagar por estacionar, se supone que recibirás servicio de vigilancia y custodia de tu vehículo, hay que ser realistas y debes tener en cuenta que no hay sistemas de seguridad infalibles.
 
Si se produce un robo de coche en un parking, la solución más inmediata es tu seguro de coche, pero si careces de cobertura por robo puedes intentar otras vías de pago o indemnización, que no son ni sencillas ni rápidas. Los detalles del caso particular y las circunstancias del robo son clave.
 
Revisa los escenarios principales que pueden darse en el caso de robo de coche en un parking para saber a qué atenerte y qué riesgos corres si eliges no disfrutar de cobertura por robo en tu póliza.
 
Te han robado el coche en un parking público y gratuito 
 
No todos los garajes de coches te prestan la misma protección ni seguridad. Los parking que son gratuitos, sean exteriores o interiores, de centros comerciales o de otros espacios no tienen, por lo general, vigilancia ni obligación de tenerla, lo que significa que tu asumes el riesgo de robo o de daño, si dejas tu coche en este tipo de aparcamientos. 
 
Si no existe una contraprestación económica al titular del parking, es decir, si estacionas en un aparcamiento gratuito, no existe la responsabilidad de custodia ni vigilancia. Puede que haya vigilancia, pero en caso de producirse el robo a pesar de ello, el titular no tiene culpabilidad al respecto, al menos en teoría. 
 
El aparcamiento gratuito de un centro comercial puede tener video vigilancia y personal de seguridad, pero ni es obligatorio, ni eso supone que en caso de robo o daño, el parking tenga que pagarte como víctima. Puede colaborar con tu seguro o con las autoridades, si denuncias el robo a la policía, pero poco más, no pagará.
 
La sustracción de tu coche ha tenido lugar en un aparcamiento privado y de pago.
 
En un parking privado en el que el usuario paga por el tiempo de estancia de su coche, la custodia y vigilancia sí son habituales, lo que aumenta la seguridad de este tipo de aparcamientos, aunque no siempre se puede evitar el robo. Cuantos mayores sean las medidas de seguridad del aparcamiento, obviamente más seguro será, pero no hay ningún sistema de seguridad que pueda garantizar por completo que no haya robos.
 
En un parking privado de pago, a pesar de la vigilancia y de las medidas de seguridad extras que tenga el lugar, el robo de parte o la pérdida total del coche pueden darse. Si los responsables del aparcamiento han cumplido con sus obligaciones legales de vigilancia y custodia, aunque el robo no haya podido impedirse, el parking queda exonerado de culpabilidad, no es responsable del mismo y por lo tanto no tiene que pagar.
 
Para obtener algún tipo de compensación o indemnización como víctima de robo en un parking de pago y vigilado, tendrás que demostrar que se ha producido una dejación de las obligaciones por parte del aparcamiento. Si lo logras podrás reclamar al parking  -a su seguro en caso de tenerlo- y llegar a obtener algún tipo de compensación o indemnización como víctima de robo 
 
Tu coche ha sido robado en el parking de tu casa o en una plaza de garaje alquilada en un espacio privado.
 
Los garajes de urbanizaciones, chalets y casas particulares son espacios privados. Los que son propiedad de un vecindario suelen estar asegurados por responsabilidad civil. Los garajes de una casa individual o chalet pueden incluirse como anexos en la póliza de seguro de hogar de la vivienda.
 
Los garajes asegurados por una comunidad de vecinos tienen cubiertos riesgos como daños por agua, fuego o humedades. Por ejemplo, si tu coche es golpeado por una luminaria que se desprende accidentalmente del techo del parking, este daño sí estaría cubierto por un seguro de responsabilidad civil suscrito por la comunidad. Sin embargo, no es habitual que en este tipo de pólizas a terceros se incluya la cobertura por robo de coches aparcados. 
 
Los seguros de hogar que incluyen como anexos trasteros y/o garajes también suelen extender sus coberturas en cuento a daños materiales; el robo del coche para ser cobertura del seguro de hogar tendría que explicitarse de forma concreta en la póliza y la compañía aseguradora aceptar esta inclusión.
 
Todas las circunstancias posibles respecto a robo de coche en un parking –con o sin pago- incluida la de aparcamiento en un centro comercial, hacen evidente que la mejor solución es contar con una cobertura efectiva y completa de robo en tu seguro de coche que sí pagara.
 
Si tienes un seguro a todo riesgo con o sin franquicia, la cobertura de robo está incluida casi con total seguridad. Sin embargo, si tienes una póliza a terceros básica y sin ampliaciones es  muy posible que carezcas de cobertura por robo y, por lo tanto, tu coche no estará protegido si te lo roban en un aparcamiento.
 
Antes de que sufras la desagradable experiencia de que tu coche sea robado, asegúrate de contar con una cobertura de robo realmente efectiva y que contemple todas las situaciones posibles en caso de robo. Las más completas cubren al tomador del seguro por los daños ocasionados por la sustracción ilegítima de piezas del vehículo, así como los daños producidos en y durante el robo; y en caso de pérdida total del vehículo, el asegurado puede optar por indemnización o por reposición del mismo.
Back to top