Skip to Content

Alquilar tu casa para rodajes: cómo conseguirlo

set de rodaje en la habitación de una casa
Las productoras de cine, televisión y publicidad se encuentran constantemente a la búsqueda de nuevas localizaciones. Si llevas un tiempo pensando en la opción de alquilar tu casa para rodajes, debes saber que no es necesario disponer de una mansión en una zona lujosa de una determinada ciudad, sino que las necesidades del mundo audiovisual son de todo tipo. 
 
Además de sentir la satisfacción de ver el propio hogar en la tele o en la gran pantalla, esta decisión también reporta unos ingresos extras de una forma rápida y sencilla. Para cubrir las demandas de este tipo de emplazamientos, por norma general es preciso que la casa tenga mucha luz natural y sea lo suficientemente espaciosa para albergar todos los aparatos y personas que forman parte de una grabación.
 
Por otro lado, antes de dejar una vivienda en manos de unos productores es recomendable considerar los inconvenientes que pueden derivar del hecho de convertir un inmueble en un set de rodaje. Entre los principales contras se encuentran la posibilidad de causar graves desperfectos en la casa, el incremento en las facturas de los suministros o los complicados trámites para que todo se realice de acuerdo a la legalidad. 
 

Pasos para alquilar tu casa para rodajes 

El primer paso consiste en elaborar un listado con los contactos de productoras o agencias. Estas empresas, para organizar su trabajo, suelen contar con grandes bases de datos donde registran la información de casas que están disponibles para una grabación. 
 
Por lo tanto, la forma más eficaz de conseguir alquilar tu casa para rodajes consiste en contactar directamente con estas compañías. Lo más aconsejable es enviar todos los datos detallados de la vivienda, así como un álbum de fotografías para completar la solicitud. Del mismo modo, también se debe especificar la disponibilidad de la vivienda, ya sea por un día, una semana o incluso meses. 
 
En el caso de que la productora se decante por el inmueble en cuestión, es imprescindible firmar un contrato donde se especifique el precio, el número de días de grabación o el cambio en la decoración, entre otros aspectos. Igual de importante que este documento es un seguro para cubrir los posibles desperfectos ocasionados durante la cesión de la casa, que debe correr a cargo de la compañía. 
 
Respecto a lo que se puede llegar a cobrar por alquilar una casa para un rodaje, la cantidad varía en función de la producción, los días de grabación y el tipo de vivienda de que se trate. No obstante, por cada día de trabajo es posible obtener entre 1.500 y 3.000 euros, aunque si el inmueble es considerado de lujo, esta cifra se incrementa hasta 6.000 euros. 
 
Para aquellas personas que cuenten con un alojamiento alternativo, esta decisión no implica mayores problemas, ya que durante el tiempo que esté alquilada la casa, dispondrán de otra para vivir. A pesar de ello, conviene no depender por completo de estos ingresos, ya que lo más común es que el arrendamiento se produzca de forma ocasional y esporádica. Asimismo, junto con el seguro de daños que establezca la productora, no hay que olvidar contar con un Seguro de Protección de Alquileres para disponer de las coberturas precisas en aquellas situaciones que resulten inesperadas. 
Back to top