Skip to Content

¿Por qué falla el aire acondicionado?

manos arreglando un aparato de aire acondicionado
En pleno verano, el calor y los termómetros rozando o sobrepasando los 40 grados es lo normal. Muchos días, sólo piensas en llegar a casa para encender el aire acondicionado y disfrutar de una temperatura agradable. Pero, ¿qué pasa cuando pones un número mínimo de grados y el aparato sigue echando aire caliente? 
 
Si después de haber esperado unos minutos para que el ambiente alcance la temperatura óptima, en la estancia sigue haciendo calor o bien no has conseguido que la máquina comience a funcionar, es necesario que conozcas los posibles fallos que puede tener el aire acondicionado para proceder a su reparación
 
Antes de llamar al servicio técnico para que solvente el problema, es recomendable comprobar algunos puntos muy sencillos, como por ejemplo, revisar si llega la corriente eléctrica al electrodoméstico, si está perfectamente enchufado, si el mando a distancia tiene pilas con batería suficiente o si la avería está en el propio mando. 
 
Una vez que se han revisado estos detalles, si el aire acondicionado sigue dando fallos, los motivos pueden ser diversos: 
 
- Falta de gas 
 
La mayoría de las reparaciones de los aires acondicionados se realizan por esta causa. Se puede dar el caso de que haya una falta de gas parcial o total como consecuencia de una fuga en el circuito. No obstante, si la instalación del aire acondicionado se hizo de forma correcta, comprobando que no había ningún escape, el gas del aparato no debería dar ningún problema. 
 
Cuando la fuga es parcial, notarás que el aparato no enfría como debe, aunque si es total, la única función que hará será ventilar. 
 
- Ventilador sucio 
 
Otra de las causas que impide que el aire acondicionado funcione adecuadamente es la suciedad y el taponamiento que se acumula en el ventilador interior, algo que también puede provocar malos olores. Sin embargo, si el aparato de aire acondicionado es centralizado, es poco probable que el fallo se deba a este motivo porque estos modelos no suelen generar suciedad. 
 
- Filtros descuidados 
 
La suciedad también se va acumulando en los filtros, otra de las razones de la falta de frío del aparato. Para evitar la reparación del aire acondicionado en este caso, es recomendable un mantenimiento periódico de esta parte del electrodoméstico. Así ayudamos a que el aire circule como debe y a que el consumo energético sea equilibrado.
 
- Avería en el condensador 
 
El condensador es la pieza que se encarga de poner en funcionamiento el motor del aire acondicionado y en caso de que esté en mal estado, puede afectar al ventilador o al compresor. 
 
- Suciedad en el intercambiador 
 
Todos los aparatos de aire acondicionado tienen dos intercambiadores y al igual que otras partes, también se ensucian con el uso. Dado que en esta zona se produce el cambio de aire frío y caliente, es preciso mantenerlos limpios. 
 
Aunque éstos son los fallos del aire acondicionado más comunes, también hay que prestar atención a la temperatura que haga en el exterior de la vivienda. Si es demasiado elevada, el aparato necesitará más tiempo y esfuerzo para enfriar la estancia, llegando incluso a bloquearse si el calor es extremo. 
 
Por último, nunca está de más recordar que el mando del aire acondicionado debe estar en modo de aire frío, ya que, en ocasiones, por despiste, puede estar seleccionada la opción de calefacción. Además de tener en cuenta estas indicaciones, también conviene contar con un seguro de hogar que ofrezca un servicio de reparación de electrodomésticos para que puedas tener tu casa siempre a la temperatura que quieras. 
Back to top